Tribunal Supremo declina atender caso de Google Books

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos declinó el considerar el reclamo de un grupo de autores que argüían que la acción de Google de escanear millones de libros para una biblioteca virtual viola las leyes de derechos de autor.

Entre los demandantes se encontraba la organización Authors Guild y varios escritores, quienes también sostuvieron que Google Books les priva ilegalmente de las ganancias que les corresponden.

Al no considerarse este caso en el Supremo, se sostiene la determinación emitida por el Segundo Circuito de Apelaciones en Nueva York a favor de Google el pasado mes de octubre. En esa fecha, un panel de tres jueces determinó que el caso prueba los límites del uso justo pero que a su vez, la práctica de Google está permitida bajo la ley.

“El propósito del copiar es altamente transformativo, la exposición pública del texto es limitado y lo que se revela no son un sustituto significativo del mercado para recibir los aspectos protegidos de los originales”, determinó el Apelativo.

La demanda se remonta al año 2005, cuando los autores demandaron un año antes de que Google lanzara el proyecto. En ese entonces la compañía digitalizó más de 20 millones de libros. Esta vez, la petición al Tribunal Supremo incluyó un “brief” firmado por un grupo de prominentes autores entre los que figuraron Tony Kushner, el historiador Taylor Branch y los novelistas Margaret Atwood, J.M. Coetzee, Peter Carey y Ursula K. Le Guin.

Google Books permitía a los usuarios el realizar búsquedas del contenidos de los libros y mostraba extractos de estos, de acuerdo a las búsquedas de los usuarios. Además, según la propia compañía aseveró, Google Books permite que las personas busquen libros de su preferencia y les indica dónde pueden obtenerse. Asimismo, según la propia compañía argumentó, los usuarios no pueden leer ninguna parte sustancial de los libros.

En un comunicado público presentado por los demandantes, estos señalaron que la decisión del Tribunal Supremo dejaría a los escritores vulnerables ante la violación de los derechos de autor. Además, subrayaron que la determinación tendría un gran impacto más allá de la industria literaria.

A %d blogueros les gusta esto: