Anuncios

Supremo federal sostiene validez del “Dixon Rule” del estado de California

Supremo federal sostiene validez del “Dixon Rule” del estado de California Descarga el documento: Johnson v. Lee

Donna Kay Lee y su novio, Paul Carasi, apuñalaron mortalmente a la madre y ex novia de Paul. Paul Carasi fue sentenciado a la pena de muerte y Donna Kay Lee fue sentenciada a prisión de por vida sin derecho a probatoria. En el año 2009, Lee infructuosamente intentó apelar cuatro errores de derecho. Posterior a dicha determinación del Tribunal del estado de California, Lee acudió al foro federal mediante un habeas corpus. En dicha petición, Lee levantó nuevos argumentos de derecho que no habían sido levantado en el foro apelativo estatal. Como Lee no había agotado todos los remedios apelativos en el foro estatal, el Tribunal Federal paralizó el habeas corpus hasta que Lee terminara los procedimientos en los foros judiciales estatales.

El Tribunal Supremo de California rechazó acoger los planteamientos invocados por Lee. El Tribunal Supremo de California mencionó el caso In re Dixon, 41 Cal. 2d 756, 759, 264 P. 2d 513, 514 (1953), conocido coloquialmente como la regla Dixon (“Dixon Rule”). Dicho caso establece que un confinado no puede invocar en el foro federal alegaciones por primera vez a menos que las haya levantado en el foro estatal y las haya presentado en conformidad con las reglas procesales de dicho estado. De esa manera se evitarían las apelaciones colaterales.

Posteriormente, el Tribunal de Distrito Federal desestimó la solicitud de habeas corpus indicando que no se cumplió con la regla Dixon. Ulteriormente, Lee alegó que ante el Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos para el Noveno Circuito que el Tribunal Federal recurrido había estado utilizando y denegando habeas corpus de manera inconsistente basado en la regla Dixon. El Noveno Circuito devolvió el caso al Tribunal de Distrito y ordeno que mostrara evidencia al contrario. El alcaide presentó evidencia que durante los años 1998 al año 2000, 4,700 peticiones de habeas corpus había sido presentados y que el 12% de estas (un aproximado de 500 casos) el caso de Dixon era citado. El Tribunal de Distrito Federal indicó que el estándar de Dixon es adecuado. El Noveno Circuito revocó argumentando que como en múltiples casos no se citó el caso Dixon cuando tuvo que haberse citado, los dos años no rebatieron la aplicación irregular del la regla Dixon.

El Tribunal Supremo, mediante una opinión per curiam, determinó que las reglas procesales de los estados, como la regla Dixon, son medulares para el sistema de justicia criminal y los Tribunales federales lesionan dicho funcionamiento cada vez que impiden su funcionamiento. El Supremo concluyó diciendo que la regla Dixon es un mecanismo procesal adecuado para impedir la expedición del habeas corpus federal.

por Joel Pizá Batiz

Anuncios