Alza en número de personas que se representan a sí mismos en tribunales por dificultades económicas

Alza en número de personas que se representan a sí mismos en tribunales por dificultades económicasLa crisis económica, la pérdida de trabajo y los altos costos de representación legal han provocado un alza en el número de personas que se representan a sí mismos ante los tribunales.

El periódico The Wall Street Journal reseñó esta problemática, develando cómo este fenómeno afecta el acceso a la justicia y el que las personas puedan tener remedios justos en ley. Los ciudadanos se han visto expuestos a asumir su representación particularmente en casos de quiebra, laborales e hipotecarios.

La consecuencia de esto, según expertos entrevistados, es que estas personas se ven expuestas a perder sus reclamos y pagar penalidades que hubieran podido evitarse si hubieran tenido la asistencia y orientación de un abogado. “Los litigantes (pro se) no entienden a menudo qué tipo de evidencia necesitan presentar en los procedimientos legales”, explicó la juez Claudia Isom del estado de Florida.

Según Isom, en su sala ha presenciado personas defendiéndose de ejecuciones de hipoteca sin ayuda de abogados, lo que les pone automáticamente en una desventaja.

“Las personas recopilan información del Internet, de amigos o de opúsculos en los tribunales y piensan que ‘pueden jugar Checkers, que están preparados’. Pero cuando llegan al tribunal se dan cuenta que es un ajedrez de tres niveles y no tienen idea de lo que está pasando”, manifestó Raymond Brescia, profesor de la Escuela de Derecho de Albany en Nueva York.

Por otra parte está el asunto de los altos costos de representación legal y cómo los clientes muchas veces no tienen para pagar $150 dólares la hora.

Otro fenómeno creciente es la cantidad de gente de clase media que no cualifica para representación de oficio o pro bono, pero tampoco tienen para pagarle a un abogado. La mayoría de las organizaciones que ofrecen asistencia pro bono, lo hacen a personas que están bajo el nivel de pobreza. Y ello a duras penas, porque en los últimos años se han reducido los fondos públicos que se destinan estas organizaciones, provocando que se reduzca la cantidad de público que atienden.

Aunque no hay estadísticas oficiales sobre cuántas personas se representan a sí mismas en los tribunales, jueces de todos los estados reportaron al American Bar Association incremento de estos litigantes en casos civiles en un 60%. Estas personas vieron afectados sus reclamos por falta de peritaje en un 62%.

A %d blogueros les gusta esto: