Anuncios

Diseñadora le hace frente a Zara, denunciado que roba sus diseños

CopiaZaraLa reconocida diseñadora de accesorios, “pins” y parchos para ropa Tuesday Bassen, denunció en su perfil de Instagram que la tienda de ropa española Zara continúa robando sus diseños y lucrándose de ellos.

“Desde el pasado año, Zara ha estado copiando mi arte. Mi abogado se comunicó con Zara y literalmente le dijeron que no había base para mi reclamo porque soy una artista independiente y ellos una corporación grande; y que por ende no muchas personas me conocen”, explicó Bassen en su cuenta.

Según sostiene la carta enviada por la compañía a la artista –y que Bassen publicara junto a una alegada muestra del plagio—Zara explica que la falta de una cualidad distintiva entre sus diseños y los de la artista, hace que sea “muy difícil” entender que una parte significativa de la población sería capaz de asociar ambos diseños.

La artista tronó contra Zara, publicando los diseños alegadamente robados y los originales para establecer la similitud. La denuncia ha levantado el furor de los fanáticos de Bassen y de otros artistas a quienes les habían plagiado sus diseños pero que no habían denunciado el acto anteriormente.

Según un análisis del sitio web Fashion Law, aunque el argumento de Zara es interesante, es poco probable que pueda sostenerse en un tribunal.

“Los argumentos de Zara de que el trabajo de Bassen es ‘demasiado simple’ para ser protegido y que no sería atribuible a ella (‘básicamente nadie sabría que es su trabajo’) presenta cuestiones interesantes, pero fuera de lugar. En primer lugar, parece que Zara ha obviado el hecho de que las ilustraciones originales están sujetas a protección de derechos de autor tan pronto como cuando se crean y se ‘fijan en un medio tangible’ en términos legales. Así que de acuerdo con la ley de derechos de autor, el nivel de ‘originalidad’ requerido para la protección es bien baja”, expone el artículo.

Bassen explicó que se dio cuenta de la utilización de sus diseños cuando precisamente sus fanáticos le avisaron por medio de mensajes privados que habían visto sus diseños en productos de Zara.

Bassen se apresta a proteger sus diseños en el registro federal y a presentar una demanda contra Zara.

“Mi próximo curso de acción es terminar de registrar todo lo que vendo en mi tienda, lo que es costoso pero me ayudará a largo plazo. También presentaré cargos, pero aún el tener un abogado que envíe una carta de cese y desista contra Zara me ha costado $2,000 hasta el momento. Quiero recalcar que la mayoría de los artistas no pueden llegar tan lejos. No todo artista se puede permitir el lujo de gastar $2,000 para un abogado que redacte una carta. Esto es por mí y por cada artista que no ha podido hacer nada ante esta situación”, puntualizó.

Anuncios