Registro por drogas en el Jewel of the Seas lleva a arresto y acusación de alegados conspiradores fuera del crucero

Jewel of the Seas

Foto: Jewel of the Seas (Carnival)

Descarga el documento: USA v. Díaz-Rosado et al

Luego del registro y allanamiento de 10 kilogramos de cocaína, una de las imputadas describió al contacto y el vehículo de quien recibiría la droga. Javier López Rojas fue puesto bajo arresto y su vehículo registrado. El imputado solicitó la supresión de la evidencia en su contra alegando que se obtuvo ilegalmente.

Agentes de Aduana detuvieron a un grupo de personas a bordo del crucero Jewel of the Seas. Según los agentes, al momento del arresto, estos cargaban con 10 kilogramos de cocaína aproximadamente.

Al momento del arresto, Javier López Rojas estaba cerca del área en su carro. López Rojas fue arrestado. Se le imputa, junto a los demás detenidos, un cargo de conspiración de poseer con intención de distribuir 10 kilogramos de cocaína.

López Rojas solicitó la supresión de la evidencia en su contra, alegando que no habían motivos fundados para su arresto y el registro de su vehículo.

Según el testimonio del agente Gerardo Mujica, una de las personas detenidas cooperó con los agentes. La detenida confesó que cargaba con cocaína para entregarla a un individuo grueso, apodado “El Gordo” que guiaba un vehículo compacto parecido a una caja. La cocaína debía ser entregada a la mano.

Los agentes comunicaron la información que ofreció la detenida a otros agentes en el área, quienes identificaron un vehículo rojo marca Scion, con un hombre grueso al volante. Los agentes le tomaron fotos y las pasaron a la detenida quien identificó al individuo como quien recibiría la cocaína en el muelle.

El agente Mujica también testificó que estuvo presente en el interrogatorio a personal de seguridad del crucero. Una oficial de seguridad identificó a López Rojas. Según la oficial, éste se le acercó indicando que estaba buscando a una dama para darle dinero en efectivo con el que ella pagaría una deuda con la barra del crucero. Según la oficial, López Rojas mencionó por nombre a la detenida que cooperó con los agentes.

Los oficiales Felipe Rivera Rivera de la Policía de Puerto Rico, y Edelmiro Jiménez de la Autoridad de Puertos, así como el agente especial Rolando Rojas confirmaron de distintas maneras el testimonio de Mujica. El agente especial Rolando Rojas testificó que realizó el arresto luego de confirmar la identidad del sospechoso y allí lo registró. Al registrarlo, halló un sobre con efectivo. López Rojas indicó que era para una pasajera del crucero pero que no recordaba su nombre.

El oficial Adriel Castillo de la unidad canina testificó que lo llamaron al puerto a realizar un registro de varias cabinas del Jewel of the Seas. Allí el perro alertó la presencia de narcóticos en una cabina. Luego lo llamaron para pasar su perro cerca de un Scion rojo, el cual también alertó sobre la presencia de narcóticos. Según este oficial, el conductor del Scion era un hombre grueso, quien indicaba ser usuario de sustancias controladas cuando se hallaron cápsulas de crack en el baúl del carro.

López Rojas no cuestionó la validez del registro de la cabina en el Jewel of the Seas. La solicitud de supresión se basó en que los agentes no tenían motivos fundados para detener a López Rojas con fines investigativos. Éste también señaló que la detención no fue realmente una detención investigativa, sino un arresto de facto y registro completo e invasivo.

A pesar de que el arresto y subsiguiente registro a López Rojas se realizó sin orden judicial, el Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico denegó la solicitud de supresión de evidencia. Para el Tribunal de Distrito, la descripción e identificación que hizo una de las detenidas sobre López Rojas, así como la confirmación de la información a medida que avanzó la investigación, son suficientes para la existencia de sospecha razonable de que López Rojas cometió o cometería un delito.

Para el Tribunal de Distrito es irrelevante cuándo terminó la detención investigativa y cuóndo ocurrió el arresto de facto, porque mirando la totalidad de las circunstancias, había causa probable suficiente para poner bajo arresto a López Rojas.

por el Lcdo. Cristian González

A %d blogueros les gusta esto: