Anuncios

Autoridades pretenden utilizar el Amazon Echo como evidencia de delito

shutterstock_529117837Amazon Echo, el nuevo artefacto diseñado para ser un asistente virtual basado en comandos de voz, podría ser utilizado como evidencia en un caso de asesinato luego de que las autoridades a cargo de la investigación solicitaran acceso al mismo.

De acuerdo al blog Engadget, las autoridades de Bentonville, Arkansas emitieron una orden de registro para Amazon, solicitando que la compañía entregara cualquier audio o grabación de un dispositivo Echo, propiedad del acusado James Andrew Bates.

Bates está acusado de asesinar a Victor Collins en su jacuzzi luego de consumir bebidas alcohólicas durante una noche de noviembre de 2015.

Amazon se negó a dar cualquier tipo de información que los servidores de Echo contienen, entregando solo detalles sobre la cuenta de Bates y las compras hechas por él. La Policía indicó que de todas formas han podido recuperar algunos de los datos del asistente, aunque se desconoce si han escuchado algo que incrimine al acusado.

Según el artículo, la Policía entiende que el Echo puede haber grabado algún audio durante la noche, ya que se activa por ciertas palabras y porque el artefacto comúnmente se activa cuando escucha algún tipo de accidente.

El Echo funciona grabando todo de forma pasiva. Esos datos no son enviados a los servidores en la nube de Amazon hasta que no se utiliza una palabra clave con la cual se activa, y empieza a grabar de forma activa, donde luego el mensaje grabado es procesado a través de una red de reconocimiento de voz, recibiéndose una respuesta.

La Policía informó que Bates tenía varios otros aparatos domésticos inteligentes, incluyendo un medidor de agua. Ese artefacto muestra que 140 galones de agua se usaron entre la una y tres de la mañana, la noche en que Collins fue encontrado muerto en el jacuzzi de Bates. Los investigadores afirman que el agua fue usada para lavar la evidencia de lo que ocurrió en el patio. El examen del medidor de agua y la solicitud de información almacenada de Echo plantea una pregunta más grande sobre la privacidad: En un momento en que tenemos un número de dispositivos de seguimiento y automatización de nuestros hábitos en el hogar, ¿debe utilizarse esa información contra nosotros en los casos penales?

El abogado de Bates alegó que no debería poder utilizarse, ya que dentro del hogar hay una expectativa de privacidad. El letrado señalo tener problemas con que la Policía pueda utilizar los avances de la tecnología que se supone están para mejorar nuestra calidad de vida, en contra.

Echo sólo captura el audio y lo envía a la nube cuando el dispositivo escucha la palabra “Alexa”. Un anillo en la parte superior del dispositivo se marca con el color azul, indicando así que se está grabando audio. Los clips, o “emisiones”, se almacenan en la nube hasta que un cliente los elimina individualmente o todos a la vez. Cuando se hace esto, los “enunciados” se eliminan permanentemente.

 

Anuncios