Compañía más grande de préstamos estudiantiles demandada por engaño al consumidor

Demandada Navient/Sallie Mae por engaño a prestatarios La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) demandó a la compañía más importante de préstamos federales y privados a estudiantes, por fallar sistemáticamente a los prestatarios en todas las etapas del repago, provocando que la cantidad a pagarse fuera más alta a través de malos manejos y engaños.

Descarga y lee la demanda (PDF)

Según la información publicada por el sitio web de la CFPB, Navient —antes parte de Sallie Mae— creó obstáculos al repago de sus clientes, proveyéndoles información errónea, procesando los pagos de forma incorrecta e ignorando las quejas de los consumidores. A través de estos actos, se alega que la compañía privó a los consumidores de sus derechos a reducir sus pagos, lo que provocó que estos pagaran más de lo debido. La CFPB espera obtener un remedio significativo para los prestatarios afectados por estas acciones de la compañía.

“Por años, Navient le falló a los consumidores que contaban con que la compañía les ayudaría dándoles una oportunidad justa de pagar sus préstamos. Sin embargo, en cada etapa del repago, Navient escogió engañar a sus clientes para ahorrar en costos de operación. Demasiados consumidores pagaron más por sus préstamos porque Navient les engañó ilegalmente. Las acciones de hoy buscan el que se les responsabilice por ello”, explicó Richard Cordray, director de la CFPB.

Alegaciones específicas:

  1. Fallaron en aplicar correctamente los pagos de los consumidores a sus cuentas. Tan pronto como el prestatario comienza a repagar su préstamo, se supone que el pago se aplique según la elección del consumidor. Navient aplicó erróneamente los pagos de forma repetida, y en ocasiones cometió el mismo error durante varios meses. Tampoco corrigieron el error una vez señalado.
  2. Cuando los prestatarios tienen problemas para pagar sus préstamos estudiantiles federales tienen derecho bajo la ley federal de solicitar planes de pago que les permitan un pago mensual más bajo. Sin embargo, la oficina de Navient condujo a muchos prestatarios a la indulgencia o forbearance, una opción diseñada para permitir a los prestatarios tomar un breve descanso de hacer pagos. El problema es que el interés sigue aumentando durante ese tiempo. Ciertos consumidores con préstamos subsidiados terminaron pagando un precio alto que podrían haber evitado. De enero de 2010 a marzo de 2015, la compañía sumó hasta $4 mil millones en intereses a los principales saldos de los prestatarios que estaban clasificados bajo forbearance. Según la CFPB, gran parte de estos cargos podrían haberse evitado si Navient hubiera seguido la ley.
  3. Navient negó información que los consumidores necesitaban para mantener sus pagos más bajos. Los prestatarios que se inscriban exitosamente en un plan de pago basado en sus ingresos, necesitan recertificar anualmente sus ingresos y el tamaño de su familia. Sin embargo, los correos electrónicos de Navient y la notificación anual de renovación enviada a los prestatarios, no incluían información adecuada sobre los plazos críticos o las consecuencias si no actuaban. Navient también oscureció sus avisos de renovación en los correos electrónicos enviados a los prestatarios, provocando que no se les alertara adecuadamente sobre la necesidad de renovarlos. Muchos prestatarios no renovaron su inscripción a tiempo y perdieron sus pagos mensuales asequibles. Cuando esto ocurre, los intereses devengados se añaden al saldo principal del prestatario y estos prestatarios pueden haber perdido otras protecciones, incluidas las bonificaciones de intereses y el progreso hacia el perdón del préstamo.
  4. Engañó a los prestatarios de préstamos estudiantiles privados sobre los requisitos para liberar a su co-firmante del préstamo: Navient dijo a los prestatarios que podrían solicitar la liberación de co-firmante si hicieran un cierto número de pagos consecutivos a tiempo. A pesar de que la compañía permite a los prestatarios el hacer pagos mensuales por adelantado y que pueden saltar los pagos próximos, cuando los prestatarios hicieron esto, Navient no acreditó los pagos, obligándoles a empezar de nuevo los pagos consecutivos para liberar al firmante. A los que solicitaron la liberación, se les negó.
  5. Dañó el crédito de los prestatarios con discapacidad, incluidos los veteranos gravemente lesionados: Los pagos de préstamos estudiantiles se informan a las compañías de informes de crédito. Los prestatarios severamente y permanentemente discapacitados con préstamos estudiantiles federales, incluyendo a veteranos cuya discapacidad está conectada a su servicio militar, tienen el derecho de pedir perdón de sus préstamos bajo el programa federal de perdón  total y permanente. Navient mal informó a las compañías de informes de crédito que los prestatarios que tenían sus préstamos dados de alta, en virtud de este programa, había incumplido con los pagos de sus préstamos cuando en realidad se les había exonerado de los pagos.  Esto causó graves daños a sus informes de crédito.

 

 

  1. […] via Compañía más grande de préstamos estudiantiles demandada por engaño al consumidor — Microjuri… […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: