Supremo federal no desestima pleito contra State Farm por alegado fraude luego del huracán Katrina

Supremo federal no desestima pleito contra State Farm por alegado fraude luego del huracán Katrina

Descarga el documento: State Farm Fire and Casualty Co. v. United States ex rel. Rigsby

Hechos
El Congreso de los Estados Unidos aprobó el False Claims Act (FCA). Uno de los objetivos principales del FCA es imponerles responsabilidad civil a aquellas personas que, a sabiendas, presentan una reclamación fraudulenta contra el Gobierno federal. Entre las múltiples cosas allí dispuestas, la FCA permite que partes privadas presenten pleitos al amparo del referido estatuto. Dicha disposición es sostenida bajo el racional de que, lo más probable, el Gobierno federal nunca se hubiese percatado del fraude a no ser por esta parte privada. Por consiguiente, de prevalecer en el pleito, las cuantías impuestas por el Tribunal se dividirán entre la parte privada y el Gobierno federal. Dicho tipo de causa de acción es altamente regulada por legislación federal. Entre las regulaciones más concernientes a la presente controversia se encuentra el requisito de que la demanda debe presentarse en la cámara del juez, debe permanecer sellada por 60 días y no se abrirá hasta que el Tribunal lo ordene. Dicha disposición persigue el objetivo de que la demanda permanezca confidencial y la investigación no se convierta en una de conocimiento público.

En los años previos al paso devastador del huracán Katrina, la aseguradora State Farm Fire & Casualty Co. ( State Farm) había emitidos dos tipos de póliza: (1) una de inundaciones con respaldo del Gobierno federal y (2) una propia de la aludida aseguradora. Las personas que fueron afectadas por el huracán Katrina y que habían comprado las dos pólizas tenían el beneficio de recibir compensación, no sólo por los daños provocados por la inundación, sino por los daños que provocó el viento. Cori y Kerri Rigsby eran ajustadores contratados por State Farm. Estos alegaron que la referida aseguradora les solicitó que clasificaran los daños de varias reclamaciones exclusivamente como daños provocados por inundaciones para traspasarle la exposición económica al Gobierno federal. Los ajustadores presentaron una bajo el FCA. En síntesis y luego de acaecidos varios eventos procesales, State Farm solicitó que se desestimara el pleito porque se había incumplido con el requisito de que la demanda debía permanecer sellada, ya que fue levantada parcialmente por los primeros abogados de los demandantes para poder filtrar información a la prensa.

El Tribunal de Distrito federal denegó la solicitud de desestimación. Inconforme, State Farm acudió al Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Quinto Circuito. Dicho Tribunal confirmó la denegación de desestimación automática por la violación a la confidencialidad y a abrirse el sello parcialmente. Reconociendo que múltiples circuitos habían decidido la controversia de manera distinta, el Quinto Circuito no adoptó la posición de desestimar automáticamente por dicha situación y utilizó el esquema acogido por el Tribunal de Distrito para sostener que: (1) el Gobierno no sufrió daño por la revelación de información; (2) que la violación no era severa y, (3) resaltó la mala actuación de los abogados iniciales de los demandantes.

Controversia
¿Conlleva una desestimación automática el que no se haya cumplido con el requisito de demanda sellada bajo el False Claims Act?

Decisión
El Hon. Anthony Kennedy emitió la opinión unánime del Tribunal. Manifestó que la violación imputada en el presente caso no conllevaba una desestimación automática porque del propio texto y estructura de la FCA no se establece textualmente el remedio de la desestimación para dicho escenario, lo que sí sucede con otras violaciones en la aludida ley. El Supremo federal también mencionó que State Farm no pudo demostrar que del texto de la ley, surge que la parte privada no podía presentar su causa de acción como resultado de la violación del sello y la confidencialidad. Finalmente, el Supremo manifestó que no iba a considera el trámite legislativo porque el texto y estructura de la ley no es ambiguo.

por Joel Pizá Batiz

A %d blogueros les gusta esto: