Anuncios

A días de la reválida: Qué hacer y qué no hacer

A días de la reválida: Qué hacer y qué no hacerYa sólo faltan tres días para la reválida de la abogacía, y la ansiedad y el estrés comienzan a apretar. Para aquellos que toman la reválida por primera vez, puede ser un poco confuso el establecer qué van a hacer durante estos días. Algunas personas opinan que esos últimos días antes de la reválida deben ser utilizados para descansar, que no hay nada nuevo que se pueda aprender en esta etapa y que no se debe estudiar nada más. Otros opinan que el momento para detenerse es el día antes o que se debe continuar leyendo incluso los días en que se tomará la reválida. Ya sea que piensas de una forma o de la otra, a continuación te incluimos algunos consejos sobre qué hacer durante estos días, qué no hacer y algunos consejos para los días en que tomarás el examen.

Qué hacer a tres días de la reválida

  1. Descansa: Es común que los aspirantes hayan estudiado durante estos meses anteriores en un horario bastante irregular.  Por ejemplo, algunos prefieren estudiar en la madrugada o durante las noches, ya sea porque trabajen o porque a estas horas encuentran el silencio necesario para estudiar. El problema es que ese horario irregular altera las condiciones normales de sueño y puede ya haber acostumbrado al cuerpo. Ahora es el momento para desacostumbrarlo y acostumbrarlo nuevamente al horario regular. Acuéstate temprano y levántate temprano en la mañana, preferiblemente a las horas en que lo harías el día del examen. Descansa lo suficiente, para que puedas mantener la agilidad mental y el enfoque.
  2. Lee las reglas del examen: Lee cuidadosamente las reglas del examen y prepara todo lo que necesites para esos días, incluyendo los materiales. ¡No lo dejes para el mismo día!
  3. El día antes del examen, toma un respiro, baja revoluciones: Ya sea mediante una tarde de spa o viendo una película, el día antes de la reválida toma un respiro. Ello te ayudará a entrar al examen lleno de confianza y con una actitud positiva. Recórtate, arréglate el cabello, hazte un facial, disfruta de un masaje o cualquier otra cosa que te permita sentirte bien físicamente.
  4. Planifica tus comidas durante ese día: Cerca del examen hay muy pocos restaurantes y estos quedan a una distancia considerable. Planifica cómo harás tus comidas, puedes llevarlas en tu bulto o pedirle a algún amigo o familiar que las traiga al mediodía. También recuerda preparar tu computadora y actualizarla si es necesario, para evitar que se actualice el día del examen.
  5. Repasa el orden de contestación de preguntas: Practica preguntas y repasa el orden en que deben ser contestadas. El propósito no es aprender lo que no hayas aprendido a estas alturas, sino mantenerte en forma para contestar las preguntas durante el segundo día.
  6. Mantén tu estrés tan bajo como sea posible: Si estás empezando a preocuparte, y el estrés ha incrementado, practica técnicas de relajación y visualización. Visualízate caminando hacia el salón en que se impartirá la reválida en completa calma. Repite afirmaciones a ti mismo como “Recuerdo toda la información necesaria” o “Estoy orgulloso de mi capacidad de mantener el enfoque, aún bajo presión” para ayudarte a lidiar con cualquier estrés o ansiedad que puedas estar sintiendo.

Qué no hacer

  1. Ponerte a memorizar cosas a toda prisa: Recuerda, es imposible conocer toda las leyes que vendrán en el examen, a menos que tengas una memoria fotográfica. Es probable que no conozcas la doctrina aplicable en una pregunta y ¿sabes qué? Eso es normal. Memorizar es sólo una pequeña parte del plan general de preparación. Y a estas alturas, debes poner en práctica la parte del plan que te ayudará a sentirte descansado y relajado durante ese día, el descanso.
  2. Olvidarte de que debes continuar haciendo ejercicios y comiendo saludable: A veces nos olvidamos de que sin una buena salud, es imposible pasar la reválida. Cuídate. Date tiempo para salir al aire libre, hacer ejercicio o hacer lo que te haga sentir bien. No pierdas la costumbre de cocinar y comer saludable. Tu cuerpo necesita estar en la mejor forma para permitirte tener éxito en el examen.
  3. Decidir que no debes tomar la reválida: La mayoría de la gente sabe que la preparación mental para una competencia tiene una importancia crítica. Si entras en una competencia pensando que vas a fracasar, es probable que fracases. Así que visualiza el éxito para que lo puedas obtener.

Durante el examen:

  1. Levántate bastante temprano: Para evitar cualquier tipo de contratiempo, levántate temprano y llega al lugar del examen al menos una hora antes. No hay nada peor que tener que llegar con prisa al examen, pues te hará perder el enfoque y pueda afectar tu ejecución.
  2. Haz un buen desayuno: El desayuno es una de las comidas más importantes del día, particularmente el día en que tomarás la reválida. Debes comer un desayuno balanceado que permita que tus niveles de glucosa se mantengan a un nivel que te permita concentrarte y mantener tu foco. Si los niveles de azúcar bajan demasiado, tu enfoque podría disminuir así como tu buena actitud. Si los niveles están muy altos, te sentirás cansado y débil. No comas carbohidratos simples como pancakes, waffles o dulces de panadería. Intenta comer huevos, queso, tocineta, salchicha, yogur griego, etc. También puedes comer carbohidratos de digestión lenta como los cereales integrales.
  3. Asiste todos los días: Todos los años varias personas llegan su primer día y al segundo no vuelven. Esta no es una buena decisión. Por un lado perderás una oportunidad de las seis que tienes, pudiendo probablemente pasar el examen en esta ocasión. Recuerda que es sólo un examen y si estudiaste durante varios meses, llevas más de la mitad de la carrera adelantada. Aún si fracasas en el examen, tendrás la experiencia y el conocimiento de cómo es el examen, lo que puede ayudarte para una próxima ocasión.
  4. No hables con otros aspirantes sobre el material del examen ni el contenido del mismo: No hay nada que pueda garantizar más que puedas desmoralizarte que hablar sobre el contenido y contestaciones del examen con otros aspirantes. Evítalo a toda costa.

Si tienen más preguntas sobre cómo lidiar con el proceso o quieres compartir tu frustración o felicidad porque pronto culminarás el examen, escríbenos a mad@corp.microjuris.com.

¡Éxito!

Anuncios