Junta de Supervisión urge apoyo máximo a Puerto Rico de parte del Congreso y administración Trump

La Junta de Supervisión y Administración Financiera para Puerto Rico (“Junta de Supervisión” o la “Junta”), creada por el Congreso bajo la Ley PROMESA, anunció hoy que varios de sus miembros estuvieron en Washington, D.C. la semana pasada en reuniones con funcionarios de la administración del Presidente Donald Trump e importantes miembros del Congreso para ayudar a Puerto Rico tras los daños causados por el huracán María.

La Junta urgió a la administración del Presidente Trump y al Congreso a agilizar las respuestas a todos los pedidos de asistencia del gobierno de Puerto Rico, aumentar la asistencia financiera, eliminar los topes en programas individuales de ayuda financiera disponibles para la Isla, y eximir al gobierno local de los requisitos de pareo de programas disponibles, incluyendo trabajos de recuperación permanentes.

La Junta fue enfática con la administración y el Congreso en que, además de atender la crisis humanitaria inmediata, es esencial proveer los fondos necesarios para ayudar a reconstruir la infraestructura crítica en la Isla.

La Junta, según concebida bajo la ley PROMESA, también está solicitando que empleados federales de varias agencias clave sean destacados a la Junta por los próximos meses para ayudar en los esfuerzos de recuperación de Puerto Rico.

Tras el paso catastrófico de un huracán que ha devastado a Puerto Rico, la Junta está posponiendo cualquier discusión de reducción de jornada hasta el próximo año fiscal y está retirando la demanda relacionada.

“Puerto Rico ha sido devastado por el Huracán María”, dijo José Carrión III, presidente de la Junta de Supervisión. “En toda reunión que tuvimos esta semana nos preguntaron que más se podía hacer. La Junta utilizó esta oportunidad para reclamar ayuda para el pueblo de Puerto Rico, y se unió al Gobernador en pedir las exenciones de los pareos, eliminar los topes, aumentar la asistencia financiera, y más importante, agilizar la respuesta a las peticiones del Gobernador. Estas son piezas críticas en la recuperación tras el huracán, especialmente al considerar la precaria situación fiscal de la Isla”. “La ruta a la recuperación va a ser dura y larga”, continuó Carrión, “pero Puerto Rico se levantará mejor y más fuerte. Ese es nuestro espíritu y esa es nuestra lucha. La Junta está comprometida a hacer todo lo que pueda para que lograrlo”.

A %d blogueros les gusta esto: