Supremo federal determina que tribunal no está obligado a imponer sentencia más baja por acuerdo anterior

Descarga el documento: Kernan v. Cuero

El Tribunal Supremo determinó que no existe precedente alguno que obligue a los tribunales estatales a imponer una sentencia más baja solicitada en un preacuerdo de culpabilidad original.

La decisión per curiam, corresponde al caso Kernan v. Cuero. Los hechos ocurrieron en el año 2005, mientras Cuero estaba en libertad condicional. En ese entonces fue acusado de golpear a un hombre con su automóvil en un accidente, mientras estaba bajo los efectos de metanfetaminas y portando un arma de manera ilegal.

Cuero acordó declararse culpable de posesión ilegal de un arma de fuego y de causar lesiones corporales mientras conducía bajo la influencia de drogas, lo que conllevaba una sentencia máxima de 14 años. Cuero se declaró culpable de dos de los cargos en su contra en diciembre. La declaración conllevaba una sentencia máxima de unos 14 años en una prisión estatal, pero los fiscales de California solicitaron permiso para enmendar la querella criminal antes de la fecha de sentencia de Cuero, el 11 de enero de 2006.

Mientras que el alegato de culpabilidad consideraba que una de las cuatro condenas previas de Cuero era un delito que vinculaba la ley de “tres strikes” de California, los fiscales determinaron que Cuero realmente había cometido dos delitos que activaban la aplicación de la ley: robo residencial y asalto con arma mortal, por los cuales, en el presente caso, debía enfrentar un castigo mínimo de 25 años. El Tribunal de Primera Instancia concedió la moción presentada por fiscalía y permitió a Cuero retirar su declaración de culpabilidad para devolver a las partes al status quo.

Posteriormente, Cuero presentó una nueva declaración de culpabilidad, siendo sentenciado al período estipulado de 25 años a cadena perpetua. Tras la sentencia, Cuero agotó sus recursos posteriores a la sentencia, hasta que el Noveno Circuito sostuvo el año pasado que la negativa del Tribunal de Primera Instancia de hacer cumplir el acuerdo de culpabilidad original, violó precedente claramente establecido.

California apeló y el Tribunal Supremo revirtió la decisión de forma sumaria el pasado lunes, exponiendo que no encontró precedente alguno que exigiera una actuación o remedio específico para las violaciones constitucionales.

“Por el contrario, ningún ‘precedente de este tribunal’ requiere un remedio específico bajo las circunstancias aquí presentes”, afirma la opinión sin firma.

Más adelante, el fallo de 8 páginas continúa: “Donde, como aquí, ninguna de nuestras decisiones previas claramente da derecho a Cuero al alivio que busca, la decisión del tribunal estatal no podría ser ‘contraria’ a ninguna acción de este tribunal “.

El noveno Tribunal de Apelaciones del Circuito de los Estados Unidos en San Francisco ordenó el cumplimiento específico de la sentencia original de 14 años. El Tribunal Supremo federal revirtió.

Incluso si el estado violó la Constitución al tratar de enmendar la queja, el precedente del Tribunal Supremo no establecía claramente el remedio para esa situación específica. El Tribunal Supremo resaltó que estaba decidiendo el caso bajo la Ley de Antiterrorismo y Pena de Muerte Efectiva de 1996. La ley permite a los tribunales federales otorgar medidas de habeas corpus a los presos estatales cuando una decisión del tribunal estatal es contraria a, o implica una aplicación irrazonable, claramente establecida.

“Concluimos que el Noveno Circuito erró cuando sostuvo que la ‘ley federal’ según lo interpretó este tribunal, ‘claramente’ establece que el cumplimiento específico es requerido constitucionalmente aquí”, dijo el Tribunal Supremo.

 

A %d blogueros les gusta esto: