Desestiman demanda que alega castigo cruel e inusitado por no someterse a tiempo a colonoscopía

Descarga el documento: Pagan v. Corr. Health Servs. Corp.

Mariano Maldonado Pagán es un recluso del Complejo Correccional de Guayama. En 2014, comenzó a experimentar dolor abdominal, por lo que el Dr. Robert Muns ordenó se le practicara una colonoscopía. El Dr. Fernando Ramos Mercado, del Instituto de Gastroenterología de Puerto Rico, le practicaría una colonoscopía.

Según Maldonado Pagán, en preparación para la colonoscopía, el Dr. Ramos Mercado le preguntó sobre los medicamentos que tomaba y éste indicó Plavix. Maldonado Pagán indica que el doctor le expresó que el día antes de la colonoscopía, debía consumir una dieta líquida y laxantes, pero no dijo nada sobre qué debía hacer con sus medicamentos.

Maldonado Pagán también narra que el día de la colonoscopía le indicó al médico que ingería Plavix. El Dr. Ramos Mercado practicó la colonoscopía e informó que halló pólipos que no podría remover porque el paciente utilizaba Plavix. Se supone que un usuario de dicho medicamento cese su uso 10 días antes de someterse a un procedimiento como ese.

El doctor recomendó que se realizara otra colonoscopía.

En 2015, Maldonado Pagán se querelló porque no habían realizado la segunda colonoscopía y seguía con problemas del abdomen. La querella fue desestimada. Luego, sometió varias querellas más expresando su oposición a que el Dr. Ramos Mercado lo tratase y alegando que sus acciones constituyen castigo cruel e inusitado.

En julio de 2015, Maldonado Pagán tenía una cita con el Dr. Ramos Mercado, pero no quiso asistir. En septiembre otro médico le iba a practicar la colonoscopía. Se supone que Maldonado Pagán cesara de tomar Plavix siete días antes del procedimiento, pero éste alega que nunca le anunciaron la fecha del procedimiento ni le instruyeron que debía dejar de tomar medicamentos. Decidió no someterse a la segunda colonoscopía.

Maldonado Pagán alega que hay una conspiración para cometer fraude, castigo cruel e inusitado, e impericia médica contra él, por lo que demandó a la Corporación de Servicios de Salud de Corrección y al Dr. Ramos Mercado.

Entre sus solicitudes estaba un interdicto en relación a la alegada conspiración de cometer fraude, castigo cruel e inusitado, e impericia médica contra él. El tribunal desestimó la solicitud hallando que no había manera que el demandante pudiese probar eso que alega.

Sin embargo, el tribunal solicitó a servicios de salud que mostrase causa sobre por qué no se le ha practicado la colonoscopía al demandante y éstos respondieron que él no se la iba a hacer hasta que el tribunal atendiera su reclamo.

Al responder una orden para informar al tribunal por no haberse sometido al procedimiento, Maldonado Pagán respondió que el día antes tuvo un mal presentimiento porque se le perdió un Ducohax, se había caído en un charco de agua, y tuvo una pesadilla con la colonoscopía.

Luego de esto, los demandados solicitaron la desestimación del caso alegando que el demandante no ha expuesto una reclamación que amerite la concesión de un remedio.

Según el Tribunal, en su demanda Maldonado Pagán no expuso suficientes hechos que puedan establecer una causa de acción por fraude, castigo cruel e inusitado, e impericia médica. En última instancia, a estas alturas, el tribunal entiende que al demandante no se le ha intervenido para realiza la colonoscopía por voluntad propia.

A %d blogueros les gusta esto: