Nuevas leyes laborales: Aumentan beneficios de desempleo y transferencia de licencia de enfermedad o vacaciones entre empleados públicos

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares firmó el Proyecto del Senado 1034 y el Proyecto de la Cámara 1545 que reconocen derechos a los trabajadores.

El Proyecto del Senado 1034 aumenta los beneficios de desempleo en la Isla y fue presentado por el gobernador en la sesión extraordinaria, en coordinación con el Departamento del Trabajo de los Estados Unidos.

“Con la firma de esta ley las personas que tenían derecho a un pago por desempleo de hasta un máximo de $133 semanales podrán recibir hasta $190 semanales. Para el año 2020 ese beneficio sería de hasta $240 semanales. Estos aumentos permitirán que esa persona desempleada cuente con una ayuda más razonable en ese periodo de transición laboral en lo que encuentra otro trabajo”, señaló el primer mandatario.

El secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos, Carlos Saavedra Gutiérrez, se mostró complacido y agradeció la gestión del primer ejecutivo en favor de los trabajadores desplazados para garantizarles un aumento en el beneficio por desempleo.

“La aprobación de esta ley cumple con la visión establecida en el Plan para Puerto Rico y hace justicia a todos los trabajadores. El fondo del Programa de Seguro por Desempleo es uno de los más sólidos en los Estados Unidos. Con esta ley damos un paso de avanzada para atemperar el beneficio a la realidad económica actual y equipararlo a otras jurisdicciones”, indicó Saavedra Gutiérrez.

El titular del Trabajo recordó las últimas estadísticas laborales que ubican el desempleo en Puerto Rico en su porciento más bajo en los últimos 50 años que es 9.3%. Comparado con diciembre de 2016, el Departamentos del Trabajo local y el federal han reportado un aumento de 13,000 empleos totales.

Por su parte, el Proyecto de la Cámara 1545 —de la autoría del Presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez y del representante, José Meléndez Ortiz— autoriza a los empleados públicos a ceder a otro empleado gubernamental hasta un máximo de cinco días al mes de sus balances acumulados por concepto de licencias de vacaciones y enfermedad hasta un máximo anual de 20 días.

En la actualidad, sólo se permite ceder días hasta un máximo de 15 días.

El primer mandatario sostuvo que “esta medida es de justicia social para aquellos servidores públicos que agotan sus licencias por motivos de salud prolongados. Con la firma de esta ley permitimos la acción de compañerismo genuino en nuestro servicio público para ayudar a personas que pasan por situaciones difíciles causada por una enfermedad”.

A %d blogueros les gusta esto: