Ayuda Legal Puerto Rico celebra aprobación del Reglamento para la Asignación de Abogados de Oficio

Compartimos el comunicado enviado por Ayuda Legal Puerto Rico en torno a la reciente aprobación de un nuevo Reglamento para la Asignación de Abogados de Oficio:

El pasado viernes, el Tribunal Supremo de Puerto Rico anunció la aprobación del Reglamento para la Asignación de Abogadas y Abogados de Oficio. Este Reglamento establece las pautas para la responsabilidad que compartimos las y los representantes legales respecto al acceso a la justicia. Mediante este reglamento, finalmente se establece el número de horas mínimas anuales que debemos ofrecer gratuitamente en apoyo a las personas, comunidades y grupos vulnerables. Reconociendo que el acceso a la justicia requiere una labor que no se limita a los tribunales, el reglamento valida el trabajo legal necesario en organizaciones y comunidades. Así también, establece bases igualitarias y justas para promover que la responsabilidad del acceso a la justicia sea compartida por todas las abogadas y abogados, indistintamente de su área de especialización o lugar de trabajo. Quienes compartimos la profesión legal compartimos el deber ético de trabajar por un País más justo.

Desde Ayuda Legal Puerto Rico, reconocemos y celebramos la decisión del Tribunal Supremo. Desarrollar la cultura pro bono es uno de los pilares del trabajo legal comunitario que llevamos a cabo. Durante los pasados cuatro años, las y los probonistas – presentes y futuros juristas- han sido indispensables para que pudiéramos desarrollar campañas amplias de educación legal abierta y accesible. Más recientemente, y desde el día siguiente al impacto del huracán María, más de 300 probonistas se movilizaron para proveer una respuesta rápida a las necesidades legales de personas y comunidades pobres afectadas por el desastre. Cada una de esas abogadas y estudiantes que salió a la calle a atender las necesidades legales inmediatas de las comunidades, fue partícipe del camino a una recuperación justa en el País. Hoy, son esas mismas probonistas las que nos acompañan a hacer trabajo educativo, de apoyo legal y abogacía en aquellos sectores donde la lucha por el derecho a la vivienda digna es urgente.

Confiamos en el efecto multiplicador de la cultura pro bono. Actuar para garantizar el acceso a la justicia tiene consecuencias reales para la gente que acompañamos, el futuro de nuestra profesión y la lucha por la justicia social en el País. Aspiramos a que Ayuda Legal Puerto Rico sea siempre un taller para una cultura pro bono fuerte, presente y proactiva.

A %d blogueros les gusta esto: