Justicia fortalece y reorganiza sus fiscalías

Con el fin de hacer más eficientes y maximizar los recursos disponibles del Departamento de Justicia, la Secretaria de Justicia, Wanda Vázquez Garced, y la Jefa de Fiscales, Olga Castellón Miranda, dieron a conocer la reestructuración de las Fiscalías y de las Unidades Especializadas, que contempla la reubicación de fiscales, procuradores y fiscales de distrito.

¿Aún no estás suscrito a Microjuris? Házlo aquí¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

Vázquez Garced destacó que en los pasados dos años, el Departamento de Justicia ha sido objeto de múltiples retos que van desde ajustes fiscales, mudanza de edificio central y la reubicación de fiscales y procuradores de menores.

“Estos cambios van dirigidos a garantizar un Departamento más ágil, eficiente y que se ajuste a la nueva realidad del país. Siempre procurando un mejor cumplimiento de las responsabilidades y la ejecución de la ley, lo que hace indispensable el movimiento de al menos 50 funcionarios entre fiscales, procuradores y fiscales de distrito. Esto busca fortalecer los trabajos, aportar experiencia a otras áreas y reforzar la atención de los referidos de las agencias de ley y orden”, señaló la Titular de Justicia, quien dijo que hoy se emitieron las cartas con cambios en la mayoría de las jurisdicciones y las Divisiones de Integridad Pública y Asuntos del Contralor, de Delitos Económicos y Crimen Organizado.

“El más reciente cambio de jurisdicción de fiscales ocurrió cuando entramos en enero de 2017. En dos años, han ocurrido renuncias, destaques en otras agencias, nombramientos a jueces y jubilaciones, incluyendo el retiro de fiscales de distrito, por lo que es necesario y relevante reubicar a personal. Esto se hizo evaluando el desarrollo, la ejecución y la composición de cada una de las Fiscalías”, agregó Vázquez Garced.

Lo anterior forma parte de un plan de reorganización que ha permitido mejoras, como la Orden Administrativa 2018-08, que integra las Procuradorías de Asuntos de Menores a las Fiscalías de Distrito, la integración de 11 secciones del Registro de la Propiedad en la Sección Metro y la inauguración de unas nuevas facilidades para la Fiscalía de Aibonito, además de otra en agenda para la Fiscalía de Aguadilla y las Unidades Investigativas. Incluye además la integración en el edificio central la Oficina de Compensación y Servicio a Víctimas y Testigos de Delito y de la Junta de Confiscaciones. En fin, un Departamento de Justicia atemperado a un nuevo Puerto Rico.

“Los cambios responden mayormente a la necesidad de servicio. Tenemos Fiscalías en las que es necesario colocar fiscales de experiencia, basado en su ejecutoria, experiencia, trayectoria y desarrollo. También responden a peticiones de los propios fiscales de distrito en relación a sus necesidades”, dijo la Jefa de Fiscales, quien no ofreció detalles de los cambios por razones de seguridad y detalló que, al momento, el Departamento cuenta con 345 fiscales.

“El Departamento de Justicia, además de tener como finalidad el cumplimiento y ejecución de la ley, es la voz de las víctimas. Es el lugar donde vienen a buscar la reparación de un agravio o en la búsqueda de justicia como perjudicados de un delito. Es indispensable reorganizar para continuar procesando los casos con firmeza y rigurosidad, con la sensibilidad que ameritan, y que se les haga justicia. Ese ha sido nuestro compromiso con el pueblo”, dijo Vázquez Garced.

A %d blogueros les gusta esto: