NOTICIAS

Celebran vista para reglamentar la optometría en Puerto Rico

El presidente de la Comisión de Salud del Senado, Ángel «Chayanne» Martínez, presidió la pasada semana una vista pública en torno al Proyecto del Senado 1088 que propone llevar a cabo varias enmiendas a la «Ley para reglamentar la profesión de la Optometría en Puerto Rico» y enmendar varios incisos del Artículo 1.03 de la Ley 247-2004, mejor conocida como «Ley de Farmacia de Puerto Rico», a fines de autorizar restrictivamente el uso de ciertos agentes farmacológicos a los doctores en Optometría.

Síguenos en Twitter #eLegislativo

Estas enmiendas, según la exposición de motivos de la pieza legislativa, buscan lograr algunas estrategias que eviten el éxodo de médicos de la isla, factor que está causando serio deterioro en la salud de los puertorriqueños.

El senador Martínez Santiago mostró preocupación con el asunto de la carencia de galenos en la isla dado a que la mayoría de los médicos que el país ha perdido en los pasados años son médicos especialistas. El número de médicos especialistas en Puerto Rico disminuyó de 8,452 en 2009, a 6,713 en 2014, lo que equivale a un promedio de 347 por cada año (casi un médico especialista diario). Esto es el equivalente a una disminución de 20.5% conforme a las estadísticas suplidas por el Custom Research Center, Inc., en diciembre de 2014.

¿Aún no estás suscrito a Microjuris? Házlo aquí¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

Asimismo, el senador del distrito de Arecibo destacó que la presente administración ha avalado iniciativas legislativas, como la contenida en el Proyecto del Senado 40 (Ley 169-2018), la cual reconoce la importancia de procurar que el ofrecimiento de los servicios de salud a la ciudadanía se encuentre lo más accesible posible y de maximizar el entrenamiento recibido por los recursos médicos y de los profesionales de la salud existentes al máximo permitido para el beneficio de los ciudadanos. A juicio del senador, dicha Ley resalta lo importante y necesario de ampliar la facultad de vacunación de los farmacéuticos a personas mayores de doce (12) años, lo cual ampliará el ofrecimiento de los servicios de vacunación a una población mayor en toda la Isla, y a su vez tendrá un efecto en la reducción de enfermedades a corto, mediano y largo plazo

Las vistas contaron con la participación y ponencias de organismos relacionados al campo de la optometría y oftalmología quienes presentaron sus posturas con respecto al proyecto senatorial.

La Asociación de Compañías de Seguros de Puerto Rico presentó su ponencia a través de la Lcda. Iraelia Pernas, directora ejecutiva de la entidad. En la misma, se expresó que de acuerdo a la enmienda a la Carta de Derechos y Responsabilidades de Paciente (Ley 148-2002) se reconoce e incorpora a los optómetras como profesionales de la salud por lo que las aseguradoras y organizaciones de la salud incluyen a los optómetras en sus cubiertas, y endosan toda medida que garantice mayor acceso a la salud de los pacientes, sin embargo consideran que la práctica de la optometría es una cuestión de política púbica de salud que debe ser atendida prontamente por expertos.

La Administración de Servicios de Salud (ASESS) avaló la aprobación de la pieza legislativa amprándose en que la misma representa un paso agigantado en beneficio de los optómetras y los pacientes además de ser una medida que puede contribuir en evitar el éxodo de estos profesionales de la salud.

La Asociación de Salud Primaria de Puerto Rico reconoció la importancia de medidas que busquen mejorar el acceso y la calidad de los servicios médicos en los centros de servicios de salud en la isla y expresó estar dispuesta a sentarse con miembros de la comisión para aclarar dudas con respecto a la salud.

La Dra. Lourdes González, representando a la presidenta del Colegio de Optómetras de Puerto Rico, Dra. Sandra Vélez, manifestó que a pesar de que esta pieza legislativa sería la legislación más restrictiva de la otorgación de privilegios en la práctica de la optometría en jurisdicción de EEUU, el Colegio entiende que es un paso de avance para la profesión y para la salud ocular del pueblo de Puerto Rico.

El Dr. Ángel Francisco Romero Ayala, Optómetra, favoreció la aprobación de la medida y expresó que es hora de ofrecerle a los optómetras de Puerto Rico la oportunidad de elegir si ejercen la práctica de la optometría terapéutica.

El decano de la Escuela de Optometría de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Andrés Pagán Figueroa, presentó una extensa ponencia destacando la complejidad de la preparación que llevan a cabo los optómetras que estudian en la isla y exhortó a la Comisión de Salud senatorial a rendir un informe positivo y aprobar la medida. Su petición la hizo a nombre de 28 estudiantes, 44 profesores, 40 colaboradores y 1,314 graduados de la Escuela de Optometría de la Universidad Interamericana de Puerto Rico.

La Junta Examinadora de Optómetras de Puerto Rico, a través de ponencia firmada por su presidente, Dr. Ramón E Juan Rivera, detalló la competencia y preparación de los optómetras que se dedican en la isla y la necesidad de que estos tengan la oportunidad de recetar ciertos medicamentos, además, reiteró que la entidad que preside se mantendrá en pie de lucha por los derechos de los optómetras de Puerto Rico.

La Oficina del Procurador del Paciente -en su memorial explicativo- endosó la medida y recomendó que nos optómetras tengan un seguro de responsabilidad por situaciones negligentes o culposas. Destacó que importancia de retener a estos profesionales en la isla y que puedan prescribir los mismos medicamentos que los optómetras receten en EEUU.

La Sociedad Puertorriqueña de Oftalmología, por medio de su presidenta, la Dra. Wansy M. Vélez Vázquez, se opuso a la aprobación de la medida aludiendo que es «un paso nefasto que desmerece la profesión médica y los pacientes, es demográficamente innecesaria y científicamente peligros para los pacientes».

Igualmente, el Departamento de Oftalmología del Recinto de Ciencias Médicas de la UPR se opuso a la aprobación del proyecto senatorial, solicitó se redacte un informe negativo de la Comisión y recomendó se lleve a cabo un estudio independiente sobre la necesidad de servicios de salud visual en el país.

Concluida la vista pública el Presidente de la Comisión adelantó que examinará con detenimiento todas las ponencias y los argumentos para poder anunciar la determinación de la comisión anticipando como prioridad la salud y bienestar de los pacientes.

A %d blogueros les gusta esto: