Legislatura acuerda versión final sobre proyecto contra el acoso laboral

La Asamblea Legislativa acordó la versión final del Proyecto de la Cámara 306, mejor conocido como el proyecto para prohibir y prevenir el acoso laboral.

Descargue la versión final del proyecto

Aunque el Senado de Puerto Rico tenía la intención de revisar las enmiendas que integraron más temprano en la semana, dejaron sin efecto la reconsideración luego que la Cámara de Representantes concurrió con sus enmiendas.

La medida legislativa ahora pasará a la consideración de la gobernadora Wanda Vázquez Garced.

La medida dispone que el acoso laboral consiste en aquella conducta abusiva verbal, escrita o física de forma reiterada por parte del patrono, sus supervisores o empleados, ajena a los legítimos intereses de la empresa del patrono, no deseada por la persona, que atenta contra sus derechos constitucionales protegidos.

Síguenos en Twitter #eLegislativo

Esta ley aplicará a empleados, no importa la naturaleza del empleo, su categoría, jerarquía o clasificación, ni la duración del contrato de empleo, que sean objeto de la conducta denominada como acoso laboral.

Según aprobada, la medida define la conducta como una “malintencionada, no deseada, repetitiva y abusiva; arbitraria, irrazonable y/o caprichosa; verbal, escrita y/o física; de  forma reiterada por parte del patrono, sus agentes, supervisores o empleados, ajena a los legítimos intereses de la empresa del patrono, no deseada por la persona, que atenta  contra sus derechos constitucionales protegidos, tales como: la inviolabilidad de la dignidad de la persona, la protección contra ataques abusivos a su honra, su reputación  y su vida privada o familiar, y la protección del trabajador contra riesgos para su salud o integridad personal en su trabajo o empleo”.

El texto de la medida afirma que el acoso laboral crea un entorno de trabajo intimidante, humillante, hostil u ofensivo, no apto para que la persona razonable pueda ejecutar sus funciones o tareas de forma normal.

El proyecto de ley dispone que todo patrono que incurra, fomente o permita el acoso laboral, será civilmente responsable frente a las personas afectadas.

Será responsabilidad de todo patrono tomar las medidas necesarias para eliminar o reducir al mínimo la ocurrencia del acoso laboral en el lugar de trabajo.

La medida expone que los patronos que suscribieron convenios colectivos que contengan cláusulas que prohíban el acoso laboral en sus centros de trabajo cumplen con la obligación impuesta por la ley, siempre y cuando la cláusula se análoga o más estricta que las disposiciones de la nueva ley.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Hazlo aquí¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea. 

A %d blogueros les gusta esto: