NOTICIAS

Armas ante el Supremo: ¿qué está en juego?

El 3 de noviembre se argumentará ante el Supremo federal.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos (TSEU) anunció esta semana que escuchará el 3 de noviembre la controversia sobre la ley de armas de Nueva York que limita la portación de armas.

¿Qué está en juego ante la decisión del Supremo federal?

Te contamos.

Respuesta a la pregunta

La pregunta que debe responder el Tribunal Supremo de Estados Unidos es si la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos (que protege el derecho a poseer y portar armas) le permite al gobierno prohibir la portación de armas fuera de la casa, cuando no se tenga una licencia.

Solicitudes

Las personas demandantes solicitaron al Tribunal Supremo de Estados Unidos que declare que todas las personas protegidas por la Segunda Enmienda tienen derecho a tener y portar armas.

«El texto, la historia bien documentada del derecho a portar armas en Inglaterra y América, y las decisiones de este Tribunal en Heller y en McDonald dejan claro que la Segunda Enmienda protege no solo el derecho individual a tener armas para protegerse dentro del hogar, sino también el derecho individual a portar armas para protegerse fuera del hogar», arguementan.

Además, señalan que «la Segunda Enmienda no ofrece ninguna protección al funcionario del Estado que desee restringir el derecho individual de autodefensa a unos pocos elegidos, o limitar tales derechos a las paredes interiores de un hogar a expensas de todo peligro más allá de sus puertas».

Detalles del caso

El caso ante el Tribunal Supremo se presentó el 17 de diciembre de 2020.

La controversia surgió luego que Nueva York prohibió a sus ciudadanos que portaran armas de fuego (sin licencia) fuera de su casa, y negaron licencias a toda persona que no logre convencer al Estado de que tiene una «causa adecuada» para llevar un arma de fuego.

El caso recibió cerca de 28 comentarios como amicus curiae.

Los recursos de amicus curiae o «amigos de la corte» son opiniones de grupos o personas que no son parte de la demanda, pero que ofrecen voluntariamente sus comentarios.

¿Ya te suscribiste a Microjuris?
A %d blogueros les gusta esto: