NOTICIAS

Ante la ausencia de Ginsburg, gana prominencia la voz de Sotomayor en el Supremo

Entrevistamos a la presidenta del CAAPR, Daisy Calcaño López, y al decano de la Inter Derecho, Julio Fontanet Maldonado al respecto.

Por Daniel Rivera Vargas

La jueza Sonia Sotomayor ha tenido un rol protagónico en semanas recientes en casos de derechos constitucionales ante el Tribunal Supremo, para algunos levantando comparaciones con la otrora voz liberal del alto foro, Ruth Bader Ginsburg, esto en momentos en que se cumple poco más de un año de su fallecimiento.

octavitas 2022 oferta extendida

En la decisión que permitió que entrara en vigor la ley conocida como SB8 en Texas, para restringir el aborto en ese estado, Sotomayor criticó a sus colegas jueces por “enterrar la cabeza en la arena” ante una ley “claramente inconstitucional”.

Mientras, en el caso de Vaello-Madero, Sotomayor dijo que con frecuencia los boricuas son sujetos a discriminación, pero también dijo que “los puertorriqueños son puertorriqueños, son hispanos y rutinariamente se les deniega una voz política. No tienen poder político”.

Asimismo, en la vista de Dobbs sobre el derecho al aborto, la jueza dijo que el caso podía dejar un hedor en el Tribunal Supremo si se revoca Roe v. Wade porque daría la impresión que se ha cedido a presiones políticas.

Para el decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Julio Fontanet Maldonado, no ha habido un cambio por parte de la jueza Sotomayor, sino que ciertamente su voz resuena más ante la ausencia de Ginsburg, quien falleció el 18 de septiembre de 2020, a los 87 años.

“Yo pensaría que ella está actuando y ejerciendo su función como siempre lo ha hecho, tanto en las vistas orales, en las opiniones como en las disidentes”, sostuvo Fontanet Maldonado.

“Ciertamente al no estar Ginsburg, es obvio que la voz resuena más, pero no es que ahora resuena y antes no, es que ahora que Ginsburg fue sustituida por una jueza muy distinta (la conservadora ex profesora de la Universidad de Notre Dame, Amy Conney Barrett) y es de pensar que las voces de (la jueza Elena) Kagan y Sonia se van a escuchar con más frecuencia por las personas que analizan estas decisiones”, indicó Fontanet Maldonado.

Además, Fontanet Maldonado dijo que Sotomayor y Ginsburg, además de que son mujeres de pensamiento liberal, comparten otra característica: se acercan al pueblo desde esferas en las que otros jueces y juezas no entran.

“Ruth Ginsburg hizo algo que pocos jueces en el Supremo han hecho, y es que se convirtió en una figura del ‘mainstream’: fue parte de la cultural popular, y eso es algo que muchos jueces han mantenido una distancia en comparación con Ruth, que salía en programas de televisión, ella adquirió notoriedad, por eso le decían ‘The Notorious RBG’ en la cultura popular, no por vanidad ni ego, sino porque ella entendía que era importante hacerse accesible al pueblo”, dijo Fontanet Maldonado.

Otros jueces no piensan igual, pero Sotomayor es más de la línea de Ginsburg en ese aspecto de tener interés en conectar más allá de lo judicial. “Hay que reconocer que la jueza Sotomayor está involucrado en otras cosas, tiene una historia fabulosa, ha escrito libros de niños, y en ese sentido, Sonia se ha convertido en una persona más conocida que otros jueces”, sostuvo Fontanet.

El también profesor de Derecho y autor de libros afirmó que hay temas como Puerto Rico, género, raza, entre otros, donde la participación de Sotomayor será más destacada.

“Evidentemente la figura de Sonia interviniendo en casos que estén directamente relacionados a estos temas tendrá una importancia mayor, por la manera que se vincula a esos temas, siempre se ha dicho que ella aporta a ese tribunal el rol de una mujer latina, en ese foro que tradicionalmente es de hombres blancos protestantes, una mujer latina del barrio versus hombres blancos de clase media alta y alta”, sostuvo.

Por otro lado, para la presidenta del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico (CAAPR), Daisy Calcaño López, no hay duda de que, producto de la realidad social en la que se formó, en la actualidad Sotomayor representa el ala liberal o progresista de un Tribunal Supremo que se ha movido drásticamente al conservadurismo jurídico y social, y en ese sentido parece que la jueza puertorriqueña se convierte en la figura que podría encabezar lucha filosófica que por tanto tiempo encabezó Ginsburg.

“La trayectoria personal y profesional de la jueza Sotomayor informa su visión de vida, ya que su cuna humilde y vida en pobreza la sensibilizan a las necesidades de los menos afortunados. Su trayectoria académica en dos de las mejores universidades de Estados Unidos le permitió ver de cerca la gran diferencia entre los que gozan de los privilegios de la afluencia económica y el resto de la sociedad, y la llevó a reafirmar su compromiso con las poblaciones menos afortunadas”, indicó Calcaño López.

Según la presidenta del CAAPR, la «trayectoria única de la jueza Sotomayor al Tribunal Supremo de Estados Unidos, su pasión por las causas sociales, su intelecto superior y su valentía ante las esferas de poder tradicionales indudablemente la hacen la heredera idónea de la jueza Ruth Bader Ginsburg como la portaestandarte de la visión liberal de dicho Tribunal».

Como ejemplo de ese deseo de continuar la lucha de Ginsburg por el avance de los derechos está precisamente su argumentación en el caso Dobbs v. Jackson Women’s Health Organization, dijo la licenciada sobre el derecho al aborto que se encuentra asediado en estados de visión conservadora.

La jueza Sotomayor, según Calcano López, hizo “un llamado de alerta a la sociedad sobre las posibles consecuencias de la revocación de uno de los precedentes más arraigados en la jurisprudencia nacional, el derecho de la mujer de decidir sobre su cuerpo”.

¿Te interesó esta noticia? Considera una suscripción a Microjuris.
A %d blogueros les gusta esto: