NOTICIAS

¿Por qué son importantes las destrezas tecnológicas en la profesión legal?

El licenciado Manuel Quilichini resalta la relevancia de la tecnología para ofrecer servicios legales competentes.

Por: Valeria Alicea Guzmán

La tecnología no solo optimiza la práctica de la profesión legal, sino que es una herramienta esencial para rendir servicios legales competentes.

Curso en línea de interés: Mercadeo digital para profesionales del derecho

Para el licenciado Manuel Quilichini, “una persona que no sepa de tecnología, realmente le puede estar haciendo un pobre servicio al cliente».

Según el profesor, las Reglas Modelo de Conducta Profesional de la American Bar Association (ABA) disponen que las y los profesionales del derecho tienen el deber de ser competentes en la representación de sus clientes.

En los comentarios de la Regla Modelo 1.1 sobre Competencia, la ABA establece que “un abogado [o una abogada] debe mantenerse al tanto de los cambios en el derecho y en la práctica, incluyendo los beneficios y riesgos asociados con la tecnología relevante, participar en estudios y educación continua y cumplir con todos los requisitos de educación jurídica continua.

Tras destacar el deber que impone esta regla, Quilichini sostuvo que, si los abogados y abogadas no saben de tecnología, entonces no pueden ser competentes. “Conocer los beneficios y limitaciones de la tecnología se vuelve una obligación”, agregó.

“Casi toda la prueba es electrónica. Emails, textos, Pinterest, Instagram, WhatsApp. ¿Qué sucede? Que el abogado tiene que conocer no solo cómo obtener esa prueba y preservarla, sino que bajo las reglas de evidencia tiene que saber cómo presentar esa evidencia. Si no eres tecnológicamente conocedor, ¿cómo lo vas a presentar?”, cuestionó.

Eficiencia en la práctica legal

El licenciado, quien es miembro de la Comisión Especial de Tecnología del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico (CAAPR), indicó que la tecnología impacta todos los aspectos de la vida ordinaria y la profesión legal no es la excepción.

Además de ser un requisito de competencia, las destrezas tecnológicas ayudan a distribuir mejor el tiempo y a realizar un mejor trabajo.

Curso en línea de interés: Cómo emprender tu práctica legal

Quilichini destacó que es indispensable que las abogadas y los abogados dominen el uso de las bases de datos jurídicas y del internet para realizar investigaciones.

“Yo entro a Microjuris y consigo casos y consigo reglamentos, pero ¿qué pasa si estoy buscando quienes son la junta de directores de una corporación? ¿Cuál es el nivel de inflación? Información que no está normalmente en ese sistema de datos comerciales, yo lo consigo en Google, pero tienes que saber buscarlo”, añadió.

Asimismo, para lograr una práctica legal eficiente, el licenciado compartió las siguientes recomendaciones:

1.Dominar programas y aplicaciones esenciales para la oficina

Quilichini comentó que para ser eficiente es necesario saber utilizar programas como Word, Excel y PowerPoint de una manera rápida.

“Tú haces documentos constantemente en Word. Pero si estuvieses haciendo un alegato al Apelativo, ¿sabes hacer de manera automática una tabla de contenido?, ¿sabes hacer una tabla de manera automática? Si la contestación es que ‘no’, pues estás siendo increíblemente ineficiente. Te va a tomar mucho tiempo hacer algo que debería ser una sencillez”, aseguró.

2. Archivar documentos en formato digital

Es necesario tener en forma electrónica las alegaciones, escritos, prueba documental y otros documentos para poder presentarlos a través del Sistema Unificado de Manejo y Administración de Casos (SUMAC).

“Estás obligado a digitalizar y la gente sigue usando papel. La gente lo que hace es que llega algo de SUMAC e inmediatamente lo imprimen y lo guardan en un archivo. Eso no te permite ser eficiente porque si estás en Ponce y dejaste el expediente en San Juan, pues no tienes acceso”, comentó.

3.Implementar métodos de seguridad digital

Para el profesor, es importante que las y los profesionales del derecho protejan los datos confidenciales y privilegiados de los clientes.

“Tienes que saber que las cosas confidenciales del cliente, si las vas a subir a una nube, el password no puede ser ‘1, 2, 3, 4, 5, 6, 7’. Tenemos que saber de encripción, que es parte de la seguridad. Eso hace que nada del disco duro pueda ser visto si no tiene un password bien robusto”, explicó.

4.Establecer una oficina virtual

 Según Quilichini, una oficina virtual no se limita a la creación de una página web.

“La oficina virtual es un sistema que automatiza procesos. Procesos de escribir cartas, de escribir mociones, de hacer contratos. Automatiza la comunicación con el cliente y automatiza otros aspectos que te hacen más eficiente y puedes hacer más con menos”, puntualizó.

En estos días donde más necesitas tus recursos de investigación y monitoreo legal, haz de Microjuris tu herramienta principal. ¡Suscríbete hoy al servicio (adiestramiento incluido)!