NOTICIAS

Conoce los beneficios de pertenecer al cuerpo editorial de una revista jurídica

La licenciada Valeria Belvis Aquino compartió con Microjuris algunas de las ventajas que adquirió como directora del Volumen 90 de la Revista Jurídica de la UPR.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con noticias notariales? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Por Valeria Alicea Guzmán

Además de ser un espacio que permite la discusión sobre el desarrollo del derecho, las revistas jurídicas aportan al crecimiento académico y profesional de futuros abogados y abogadas.

Para la licenciada Valeria Belvis Aquino, ser directora del Volumen 90 de la Revista Jurídica de la Universidad de Puerto Rico (UPR) le permitió adquirir destrezas de investigación, redacción y citación.

“Dentro de la revista hay diferentes puestos. Como editor estás desarrollando este análisis crítico de leer el escrito de otra persona y poder ayudar a pulir ese escrito para que no tenga estas lagunas jurídicas. Como redactor produces escritos. Te sientas a pensar qué no se ha escrito en el derecho puertorriqueño. […] Si logras llegar al puesto de director, te desarrollas como líder”, expresó la abogada.

La organización es uno de los aspectos más importantes para poder realizar cualquier labor dentro del cuerpo editorial de una revista jurídica.

“Tienes que saber manejar un flujo tan pesado de trabajo. Ese último año como directora fue un año de mucho estrés tanto por la carga académica como la profesional”, explicó.

Ante los retos y beneficios que representa el proceso de publicación de un volumen, la egresada de la UPR indicó que la experiencia prepara a los y las alumnas para el mundo profesional. En el caso de Belvis Aquino, el tema de su rol como miembro del cuerpo editorial surgía en las entrevistas de trabajo.

“Un patrono me dijo: ‘Te elegí porque la revista prepara buenos estudiantes. Saben redactar y saben investigar’. En mi experiencia y para la mayoría de los compañeros que han pertenecido a revistas jurídicas, sin lugar a duda, el patrono ha preguntado y ha hecho énfasis al respecto”, compartió.

Según la licenciada, la revista prepara a estudiantes para que puedan desenvolverse en los trabajos de investigación, redacción y citación que son indispensables en la profesión legal.

“A veces la gente cree que los abogados se dedican solo a la litigación, a pararse en un tribunal, argumentar sus puntos y ganar un caso. La realidad es que cuando entras a la profesión y te vas dando cuenta que es más lo que escribes y que ganas un caso por la manera en la que tú pudiste argumentar tus puntos en un escrito en una moción”, sostuvo.

“Es importante manifestar por escrito una idea y sustentarla porque estás citando casos, artículos de las revistas jurídicas, leyes. Es importante que sepas buscar en esas fuentes, investigar, citar y redactar que eso es lo que te enseñan las revistas jurídicas”, añadió.

Además, indicó que otra de las ventajas es que la revista jurídica es un espacio para conocer futuros colegas y profesores, y hacer “networking”.

A través de los años que fue miembro del cuerpo editorial, resaltó que también se expuso a la discusión de temas que fomentan el pensamiento crítico. Entre los temas, destacó los retos de la democracia puertorriqueña, retos de la profesión legal en Puerto Rico y el pase de reválida.