NOTICIAS

Aprueban proyecto para proteger en el empleo a pacientes de cannabis medicinal

Un patrono podrá tomar acción adversa únicamente cuando demuestre que el acomodo razonable represente un esfuerzo extremadamente oneroso en términos económicos para el patrono.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en la legislatura? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

El Senado concurrió con las enmiendas sustanciales de la Cámara de Representantes al Proyecto del Senado 191, de la autoría de los senadores José a Vargas Vidot y José Luis Dalmau, para aprobar enmiendas a la Ley para Manejar el Estudio, Desarrollo e Investigación del Cannabis para la Innovación, Normas Aplicables y Límites (“Ley MEDICINAL”)” a los fines de requerir que, previo a tomar una acción adversa contra un empleado o aspirante a empleo, todo patrono deberá ofrecer acomodar razonablemente en el empleo a pacientes registrados y autorizados a utilizar cannabis medicinal.

Cannabis medicinal: Marco legal en el contexto laboral

La medida establece protecciones de empleo para pacientes registrados(as) y autorizados de cannabis medicinal, disponiendo que salvo por las limitaciones de ley, los y las pacientes registrados y autorizados que así se identifiquen ante un patrono serán considerados como una categoría protegida para propósito de las leyes de protección en el empleo y ningún patrono podrá discriminar contra una persona que sea  paciente registrado y autorizado para utilizar cannabis medicinal ya sea en el proceso de reclutamiento, contratación, nombramiento, terminación o la imposición de cualquier condición de penalización en el empleo.

Además, ningún patrono será penalizado o se le negará algún contrato, licencia, permiso, certificación, beneficios o fondos bajo las leyes del Estado Libre Asociado de Puerto Rico por la única razón de emplear pacientes registrados y autorizados a utilizar cannabis medicinal bajo la ley.

Se incluyen excepciones a considerar cuando el patrono logra establecer, por preponderancia de la prueba, cualquiera de las siguientes condiciones:

  1. La utilización de cannabis medicinal representa una amenaza real de daño o peligro para las personas o propiedad; o
  2. La utilización de cannabis medicinal por el o la paciente registrado(a) y autorizado(a) interfiere con su desempeño y funciones esenciales de trabajo; o
  3. La utilización de cannabis medicinal por el o la paciente registrado(a) y autorizado(a) expone al patrono a la pérdida de alguna licencia, permiso o certificación relacionada con alguna ley, reglamentación, programa o fondo federal; o
  4. El o la paciente registrado(a) y autorizado(a) ingiera o posea cannabis medicinal en su lugar de trabajo y/o durante horas laborales sin autorización por escrito del patrono.

Ahora, la medida será referida al gobernador Pedro Pierluisi para su consideración.