NOTICIAS

Se convierte en ley protección a pacientes de cannabis medicinal

Reconoce el derecho al uso de cannabis medicinal a personas con diversidad funcional.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en la legislatura? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, firmó el Proyecto del Senado 191, de la autoría de los senadores José a Vargas Vidot y José Luis Dalmau, que contiene enmiendas a la Ley para Manejar el Estudio, Desarrollo e Investigación del Cannabis para la Innovación, Normas Aplicables y Límites («Ley MEDICINAL») a los fines de reconocer el derecho al uso de cannabis medicinal a personas con diversidad funcional.

Lee aquí la ahora Ley Núm. 90-2022

La medida también enmienda la Ley que Prohíbe el Discrimen contra las Personas con Impedimentos, para que no sean consideradas como personas con impedimentos los adictos activos al uso de drogas ilegales, según definido en la Ley de Sustancias Controladas Federal con excepción de los pacientes registrados bajo la Ley MEDICINAL. De igual modo, quedan excluidos los alcohólicos activos.

La medida resuelve un posible conflicto legal por disposiciones de la Ley Pública 101-336, conocida como «American with Disabilities Act» o Ley ADA ya que esta no cobija a pacientes de cannabis medicinal por considerarse el cannabis como una sustancia ilegal bajo el derecho federal.

Según explicó el senador Vargas Vidot, la legislación estatal que protege a personas con impedimentos – Ley 44-1985, según enmendada, conocida como Ley que Prohíbe el Discrimen contra las Personas con Impedimentos– no incluye bajo la definición de persona con impedimento a los usuarios de drogas ilegales, según se definen éstas en la Ley de Sustancias Controladas Federal, por lo que esta medida enmienda la definición de la Ley 44-1985 para prevenir que no se utilice como subterfugio el consumo de cannabis medicinal, debidamente autorizado bajo ley estatal, para negarle los derechos a esta población.

El proyecto senatorial había sido aprobado por ambos cuerpos y enviado al Primer Ejecutivo el pasado 15 de agosto, pero se solicitó su devolución, por lo que la medida fue reconsiderada y aprobada.