NOTICIAS

#Ghosting: Tendencia laboral que debe quedarse en el 2022

El "ghosting" laboral lo incurre un empleado o empleada que desaparece sin previo aviso de la empresa, no contesta llamadas o avisos.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con noticias laborales? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Por Paola Arroyo Guzmán

Has invertido horas incalculables para reclutar al candidato o candidata perfecta. El total de entrevistas superan tu plan laboral estratégico. Algunos de estos candidatos llegaron a su cita, otros se quedaron en el camino sin excusarse.  

Al hablarlo con tus colegas, te das cuenta de que no eres la única persona que fue víctima del ghosting laboral, una práctica que se hizo tendencia, y aunque no es nueva, ahora se repite con más regularidad. 

Desaparecer, no dar señales, de esto se trata el ghosting. Algo sumamente incómodo y que genera muchas consultas legales. 

La licenciada Melanie Rivera Ruiz conversó con Microjuris sobre el tema, y sus consecuencias a niveles corporativos. 

«El ghosting es una manera de abandonar algo. Entonces, hace poco, en las redes sociales, también se le está dando color al ghosting laboral. Porque después de la pandemia estamos viendo distintos fenómenos», identificó la licenciada en entrevista con Microjuris.

Primeros meses luego de la contratación

El mercado laboral puede experimentar miles de casos, todos muy diferentes entre sí. Es casi como una novela con muchas sagas, si lo quieres ver de esa forma. 

Tanto es así, que es posible que el patrono o personal de recursos humanos, luego de aventurarse en reclutar al mejor talento, consiga uno o una que llene todos los requisitos, y aun así los primeros meses incurra en el ghosting o abandono de empleo, advirtió la abogada. 

«El ghosting es más probable que ocurra en los primeros meses de empleo. Lo cual es una manera de decirte que ‘abandonó el empleo al inicio’, ya sea desde el reclutamiento, en las primeras semanas —en las cuales voy viendo cómo es el trabajo— o, incluso, dentro de los tres o seis meses. Para el patrono esto puede significar un reto de reclutamiento porque constantemente las personas que llegan así mismo se van», dijo la Rivera Ruiz. 

Cuentas claras…

Hay un refrán puertorriqueño que dice «cuentas claras, conservan amistades» y en el mercado laboral, aplica muy bien.

Es importante que para evitar estas conductas, el patrono se encargue de establecer de forma eficiente las tareas y responsabilidades del empleado, destacó la licenciada. 

«¿Se le está dando una descripción concisa de cuáles serán sus funciones? Porque, si yo veo un anuncio de empleo por internet y la descripción no es cónsona con lo que yo recibo en la entrevista de trabajo, a lo mejor la persona no está de acuerdo y no lo dice… Y cuando lo contratan, no regresa porque siente que ese contrato no fue cónsono con lo que se le ofreció en la entrevista de trabajo», indicó. 

La segunda forma de evitarlo es durante el onboarding, una práctica que busca acelerar la incorporación del capital humano a la institución o empresa.

«Aquí el patrono tiene que ser bien meticuloso en seleccionar a la persona que está integrando al nuevo recurso de la manera más óptima, flexible, transparente y comunicativa. Tenemos que ser una empresa clara, y respetuosa porque son días claves para que una persona decida si se queda».

¿Cómo trabajo la liquidación de alguien que me hizo #ghosting?

Sí, aunque sea difícil de entender, una persona que abandonó su empleo podría cualificar para una liquidación si acumuló las horas suficientes.  

Esta, sin duda alguna, es la pregunta de los 64,0000 chavitos y la más frecuente en las consultas sobre abandono de empleo.

“Es bien importante indicar que, aunque el empleado o empleada desaparezca, los derechos que acumuló son sus derechos. Así que, si yo comencé en una empresa y cumplí con la probatoria, el sistema me dice que tengo seis meses para liquidar vacaciones. Y si esa persona me trabajó  los seis meses, tengo que liquidar. Si acumuló para el bono de Navidad, se lo tengo que dar aunque abandonó su empleo. Así que estamos viendo que no podemos tomar represalias contra esa persona”.

Por el contrario, si el empleado tiene alguna propiedad del patrono como: computadora, uniforme, celular, entre otros, la empresa puede determinar tomar alguna acción legal para recuperar el material. 

«Ahí sí vienen sanciones para recuperar mi propiedad», argumentó. 

La Ñapa

Para evitar esta conducta en el área laboral, es importante tener una comunicación activa con el personal.