Documental: Términos y Condiciones en las redes sociales

En el 2002 la red social de fotografía y vídeo Instagram actualizó su contrato de términos y condiciones para establecer lo siguiente:

To help us deliver interesting paid content, you agree that a business or other entity may pay us to display your username, likeness, photos (along with any associated metadata), and/or actions you take, in connections with paid or sponsored content or promotions, without compensation to you.

Terms and Conditions May ApplyEsto significaba que ahora Instagram podía transferir y/o vender la información personal de sus usuarios a otras compañías sin autorización ni compensación a los mismos. La protección o erosión de la privacidad, entre otras legalidades, son temas que el documental Terms and Conditions May Apply expone al público con la urgencia necesaria, para que este se eduque más sobre sus derechos y a la vez, se detenga y lea algún contrato de términos y condiciones de compañías como Facebook, Linkedin, Twitter y demás.

Según el documental, el problema comienza cuando el usuario presiona el botón de accept al final de los contratos de términos y condiciones porque no sólo está autorizando a que compañías como Facebook puedan usar sus datos personales sino que también está accediendo a que estas compañías puedan cambiar sus condiciones en cualquier momento y que, además, puedan difundir su información personal a otras compañías o al gobierno. Los peligros de este asunto se presentan a partir de la historia de Mark Klein, un ex empleado de AT&T que a finales del 2002 fue a la compañía Electronic Frontier Foundation— una organización sin fines de lucro dirigida a proteger los derechos fundamentales de los usuarios a pesar de la tecnología que usan— con documentos y datos que evidenciaban la participación de AT&T en un programa de escuchas (“wiretapping”). El esquema era sencillo: AT&T tenía acceso a cualquier mensaje de texto, vídeo, foto o llamada que el usuario hacía mediante su teléfono y luego, la compañía transfería dicha información al National Security Agency (NSA), agencia de gobierno que contaba con la autorización del presidente George Bush para tener acceso a los datos personal de cualquier teléfono, computadora o tecnología, con el pretexto de prevenir ataques terroristas.

Curso en línea de interésRealidades sobre la privacidad en Internet

Otro aspecto interesante que investiga Terms and Conditions May Apply es la relación entre las redes sociales y la CIA y FBI. Desde el 2004, Facebook ha sido el recurso más utilizado por estas agencias para obtener fotos, correos electrónicos, afiliaciones políticas, dirección postal, preferencia sexual y demás de sus usuarios. Dichas agencias están protegidas por la doctrina que se conoce como el Third Party Doctrine [Katz v. United States], que establece que si un usuario escribe su información personal en un sitio en la web, el gobierno puede accederla sin autorización del mismo. Esto significa que, por ejemplo, el gobierno puede rebuscar la data recolectada por Google o Facebook de cualquier usuario. Ante esta realidad, el documental propone la revisión de los criterios que atienden el nivel de autorización que el usuario da para limitar el poder de las compañías en asuntos de privacidad. Desde la perspectiva del director, Cullen Hoback, los sitios como Facebook y Google deben primero pedir autorización para usar los datos recolectados de sus usuarios, como también, deben notificar y volver a pedir autorización antes de difundir dicha información a otras corporaciones privadas o al gobierno.

La ironía de todo esto es que en noviembre de 2012, el correo electrónico del director de la CIA fue rebuscado por el FBI ya que se sospechaba de una relación ilícita entre él y su autobiógrafa. Era cierto. Así, el director de la organización de espionaje cayó bajo sus propios métodos por su ignorancia o falta de conocimiento de cómo funcionaba el sistema.

A pesar del peligro, la violación de derechos y la necesidad cada vez más urgente de crear leyes que atiendan estos derechos de privacidad, a la fecha de hoy no ha habido ninguna legislación estadounidense que haya trabajado seria y efectivamente en la revisión de los reglamentos de espionaje y privacidad que permiten que agencias del gobierno y corporaciones abusen de los datos personales recolectados.

IMDB – 7.4/10
Rotten Tomatoes – 86%
Enlace para un vistazo de Terms and Conditions May Apply (2013)
Enlace para ver el documental completo

por Héctor Meléndez Franco

A %d blogueros les gusta esto: