The Verdict: impericia médica y el caso de Karen Ann Quinlan

La definición legal de negligencia médica es:

Improper, unskilled, or negligent treatment of a patient by a physician, dentist, nurse, pharmacist, or other health care professional. Negligence is the predominant theory of liability concerning allegations of medical malpractice, making this type of litigation part of Tort Law.

Además, es importante señalar lo siguiente:

A person who alleges negligent medical malpractice must prove four elements: (1) a duty of care was owed by the physician; (2) the physician violated the applicable standard of care; (3) the person suffered a compensable injury; and (4) the injury was caused in fact and proximately caused by the substandard conduct. The burden of proving these elements is on the plaintiff in a malpractice lawsuit.

The Verdict (1982)

Fotograma: The Verdict (1982)

The Verdict (1982) es un drama judicial basado en una novela del mismo nombre escrita por Barry Reed. Frank Galvin, el personaje principal interpretado por Paul Newman, es un abogado alcohólico en Boston que tiene una nueva oportunidad para mejorar su situación y hacer el bien ante un caso de impericia médica. El caso en cuestión es el de una mujer joven que durante el parto se le administró la anestesia de manera incorrecta, lo que resultó en que la mujer se ahogara en su propio vómito y se quedara sin aire por unos cuantos minutos. Como consecuencia, el bebe murió y la mujer quedó en estado vegetativo, atada a un respirador. Mientras que la hermana y el esposo de la paciente esperaban mitigar la pérdida con un acuerdo financiero, el Lcdo. Galvin les asegura que tenían un caso gano y que debían litigar por la justicia y verdad de la situación.

La controversia del caso se centra sobre un detalle médico relacionado a la administración de la anestesia. Se supone que si uno come una hora antes de ser inyectado con la anestesia general que le dio el médico a la joven, uno puede sufrir complicaciones gastronómicas que podrían resultar en, pero no están limitadas a, vómito, convulsión y pérdida de oxígeno. En la película, la defensa del médico y del hospital alegaba en el formulario de admisión que la paciente había comido unas nueve horas antes de la aplicación de la anestesia, en vez de una hora, como alegaba la defensa de la paciente. Gracias a una ex asistente del médico la verdad de la controversia salió a la luz mediante un testigo de refutación. Se establecía que el médico obligó a la asistente y al testigo, Kaitlin Costello, a cambiar la hora original que ella había anotado en el formulario de admisión.

Curso en línea de interésLo último en contratos de transacción e impericia médica 

La película está indirectamente relacionada al caso verídico de Karen Ann Quinlan [In re Quinlan, *.PDF] y el derecho a morir o lo que se conoce como la eutanasia voluntaria. Cuando Quinlan tenía solo 22 años, cayó inconsciente luego de llegar de una fiesta en la cual había consumido diazepam, dextropropoxifeno y alcohol. Después de haber colapsado y parado de respirar dos veces por más de 15 minutos, los paramédicos llegaron y la llevaron al hospital donde eventualmente deterioró a un estado vegetativo permanente. Subsiguientemente fue mantenida viva por varios meses sin mejora, y su familia abogó para que el hospital descontinuara su cuidado activo y la dejara morir. El hospital se negó y la batalla legal que siguió fue una que marcó un precedente para la teología moral, la bioética, y para la eutanasia, la tutela legal, los derechos civiles y la negligencia médica.

IMDB – 7.8/10
Rotten Tomatoes – 96%
Enlace para un vistazo de The Verdict (1982)

por Héctor Meléndez Franco

A %d blogueros les gusta esto: