Alertan sobre posible eliminación de Oficina Estatal de Preservación Histórica

Ballaja.com

Foto: Ballaja.com

Actualización: el comunicado ya no está en la página Ballaja.com pero lo hemos reproducido abajo. – 27 de agosto de 2014

Se ha publicado un comunicado en la página Ballaja.com para informar sobre un proyecto de ley que propone la eliminación de la Oficina Estatal de Preservación Histórica (SHPO, por sus siglas en inglés). La página pretende alertar al público de la posible aprobación por la Legislatura de una medida presentada este año por el Rep. Rafael Hernández Montañez y el Presidente de la Cámara de Representantes, Rep. Jaime Perelló Borrás, que eliminaría la Oficina Estatal de Preservación Histórica.

El proyecto de ley actualmente ha sido recomendado favorablemente a nivel de comisión y se espera que se presente para aprobación ante la Cámara la próxima semana (descargar informe, *.PDF).

Reza la exposición de motivos del proyecto:

[…] esta Ley suprime la Oficina Estatal de Conservación Histórica y designa al Director Ejecutivo del Instituto de Cultura Puertorriqueña como el Oficial Estatal de Conservación Histórica del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. […] Al transferir las facultades de la Oficina Estatal de Conservación Histórica al Instituto de Cultura Puertorriqueña, se persigue la integración formal y concertada de las estrategias para fomentar la protección, desarrollo y conservación de nuestro patrimonio cultural edificado. Se agiliza el trámite de obtener endosos, permisos y certificaciones, ya que elimina la duplicidad de gestiones que envuelve el obtener estos documentos de dos agencias.

Reproducimos aquí el comunicado e incluimos descargas a la la legislación tanto local como federal:

Queremos alertar al público de la posible aprobación por la Legislatura de una medida que atenta directamente contra la protección de nuestro patrimonio histórico edificado, el Proyecto de la Cámara 1924, proyecto de ley que actualmente ha sido recomendado favorablemente a nivel de comisión y se espera que se presente para aprobación ante la Cámara de Representantes la próxima semana.

Esta medida propone derogar la Ley Núm. 183 de 21 de Agosto de 2000 (*.PDF), que crea la Oficina Estatal de Preservación Histórica, también conocida como SHPO, e integrar sus funciones a las encomiendas que actualmente realiza la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe).

De aprobarse esta medida se echaría por la borda años de luchas por lograr que existiera en Puerto Rico un andamiaje dedicado a la conservación de nuestro patrimonio histórico construido.

Ya el ICP lo han asfixiado presupuestariamente al punto que se le despojó de los recursos necesarios para hacer una labor efectiva de fiscalización en lo que respecta al cumplimiento de las normas adoptadas en protección de nuestras estructuras y zonas históricas. Por otro lado, el Instituto ha adolecido de falta de una dirección enérgica en el área de preservación histórica, de modo que se ha convertido en una oficina de trámites más.

Asignar las funciones del Oficial Estatal de Conservación Histórica a la OGPe representa un insalvable CONFLICTO DE INTERESES, ya que el fin de la OGPe es agilizar el proceso de permisos para construcción y desarrollo, objetivo que en la gran número de situaciones está diametralmente reñido con la protección de nuestro patrimonio históricos construido. Como dicen el dicho popular: “es como poner los cabros a velar a las lechugas”.

La estructura que tenga a su cargo de la función de proteger nuestro patrimonio edificado, en vez de estar subsumida dentro de un organismo de permisología como propone este Proyecto de Ley, o adscrita a la Oficina del Gobernador, como está desde el 2000, debería tener la máxima independencia, similar a la Oficina del Contralor, para garantizar que pudiera realizar una labor efectiva y agresiva en defensa del patrimonio, libre de las influencias y presiones de los vaivenes de los Gobiernos de turno.

Debemos estar vigilantes y no permitir que, ante la desesperación del actual gobierno de reducir el aparato gubernamental y buscar fondos hasta debajo de las piedras, se pierda la perspectiva de las prioridades y se ponga en riesgo nuestro patrimonio construido. No olvidemos que la OECH tiene a su cargo el cumplimiento con la Ley Federal de 1966 (P.L.89-665), según enmendada, conocida como National Historic Preservation Act of 1966 (*.PDF), que no se limita a emitir endosos sino que incluye entre otros, la preparación del Plan de Estatal de Conservación Histórica, e identificar y nominar propiedades elegibles al Registro Nacional de Lugares Históricos.

Nos parece que este Proyecto es un intento de eliminar otro estorbo más que impida el gobierno continuar con su afán de acabar con los edificios históricos en nuestro país, quien sabe si de una vez eliminar evidencia de las irregularidades que dieron paso a la irracional demolición del Oso Blanco.

A %d blogueros les gusta esto: