PETA gana caso, zarigüeya es relevada de su “trabajo” en festival

Celebración nuevo año zarigueya

Fox News

Una zarigüeya estuvo ausente de una tradicional celebración de Año Nuevo en Brasstown, Carolina del Norte luego de una batalla legal de tres años incoada por la organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA, por sus siglas en inglés).

La tradición consistía en descender al animal metido en un contenedor transparente desde un tubo, a la medianoche, tal como la brillante bola que desciende anualmente del Times Square en Nueva York. La tradición había sido celebrada durante 20 años en la comunidad de Brasstown en una tienda local llamada Clay’s Corner.

PETA demandó arguyendo que la tradición era un acto de crueldad contra la criatura, que luego era abandonada en el frío y podía ser afectada por los fuegos artificiales de la ceremonia. La organización había estado tratando de detener el descenso de la zarigüeya durante tres años, luchando en los tribunales de Carolina del Norte contra el organizador del festival, Clay Logan.

Durante dos años, Logan ganó pues el estado pasó sendas leyes para permitirle que pudiera continuar con la celebración y también ajustó reglamentos de permisos de utilización de animales en un esfuerzo por asegurar la capacidad de los organizadores para utilizar la zarigüeya viva.

Una de las leyes exime al condado de todos los reglamentos referentes a utilización de zarigüeyas, lo que PETA retó diciendo que esto crearía un estado de “anarquía” en la utilización de estos animales y por ende, abuso en su contra. Además arguyó que la exclusión era inconstitucionalmente vaga y que permitiría el maltrato de los animales. La otra ley crea un “derecho al trabajo” para las zarigüeyas. PETA reclamó que los animales “no tienen un derecho al trabajo pero sí un derecho a que les dejen en paz”.

Un juez bloqueó que la ley tuviera efecto temprano en diciembre, pero Logan no pudo solicitar una licencia necesaria para la captura del animal.

A %d blogueros les gusta esto: