NOTICIAS

Cuando de un “inside job” se trata

Por Luis A. Pagán, MA
Experto en Seguridad*

Inside Job
pcruciatti / Shutterstock.com

El crimen en Puerto Rico es un fenómeno social que ha tenido una significativa transformación en estos últimos años. Algunos crímenes recientes ocurridos en la isla deben llevar a muchos empresarios a la reflexión y sentar las bases para una modificación en términos de seguridad sobre la manera de hacer y manejar negocios.

El término “inside job” es utilizado en el lenguaje de la investigación criminal para definir que un crimen se llevó a cabo con la colaboración o ayuda de un empleado o allegado de la empresa o víctima. Por mencionar algunos casos recientemente ocurridos en Puerto Rico, se robaron un furgón lleno de pollos, otro con 36,000 huevos, en una empresa de gas en Bayamón se apropiaron de $100,000 en efectivo y el más insólito y reciente caso es el del robo de $117,000 dólares de la ATH localizada en el lobby de un hotel en San Juan. Como si esto fuera poco, el 5 de enero hubo un escalamiento en una sucursal de Doral Bank en Vega Baja en el que luego del hurto de una cantidad indeterminada de dinero se llevaron la memoria de las cámaras de seguridad.

Es difícil pensar que estos casos se dan en la improvisación y sin ningún tipo de ayuda de personas que conocen el manejo de las operaciones y las vulnerabilidades para poder ser robados.

La situación económica y la ampliación de la brecha en la desigualdad de clases sociales colocan de manifiesto que en la mentalidad de muchos de estos delincuentes es prácticamente justificable robarle a la empresa. Por otro lado, es necesario que los empresarios reevalúen sus planes de seguridad y se atemperen a los tiempos actuales.

La tecnología siempre es una buena medida para poder prevenir e identificar los responsables de delitos. Sin embargo, cuando el asunto es un “inside job” los delincuentes se aseguran de no dejar rastros y, tal como ocurrió en el banco, en muchas ocasiones ya saben cómo desactivar las cámaras y las alarmas.

Algunas recomendaciones que pueden ayudar en la prevención de estos robos son las siguientes.

  • Investigue previamente el personal a ser contratado.
  • Haga un análisis de riesgo o vulnerabilidad de su empresa.
  • Mantenga limitada y confidencial lo relacionado al manejo del dinero en la empresa.
  • Tenga buen alumbrado y sistemas de cerraduras.
  • De acuerdo al tamaño de la empresa y los bienes que posee considere la contratación de una agencia de seguridad que cumpla con los requerimientos de ley.
  • Mantenga confidencial la ubicación de los DVR o almacenamiento de vídeos de seguridad.
  • Establezca controles de acceso a las facilidades y áreas de vulnerabilidad.
  • No retenga cantidades altas de efectivo dentro de la empresa.
  • Tenga un sistema de alarmas con «back up» en caso de que sea desconectado.

Estas son sólo algunas recomendaciones que pueden minimizar las posibilidades de convertirse en víctima. Siempre la prevención es mejor que la reacción.

Este artículo fue publicado originalmente en Aries Comunicaciones.

* Luis A. Pagán cuenta con más de 25 años de experiencia en el campo de Seguridad, tanto en el sector privado como en el gubernamental. Es egresado de la Academia Nacional del FBI en Virginia, fue agente especial y subdirector del NIE, Director de Seguridad Departamento de Corrección y Rehabilitación y actualmente es gerente general de G4S Secure Solutions en Puerto Rico. Para más información: 787-961-2044 / luis.pagan@pr.g4s.com

A %d blogueros les gusta esto: