NOTICIAS

Arrestado por 12 días, hombre prueba error bajándose los pantalones en corte

Hombre arrestado por error 12 díasLuego de haber sido entrevistado exitosamente por un trabajo en ensueño en un hotel en Las Vegas en 2010, Christian Robinson comenzó a atravesar una pesadilla a través del sistema de justicia criminal.

A través de un verificación de sus antecedentes este descubrió que había una orden para su arresto por un caso de drogas en Colorado, su estado natal. Así que Robinson tomó un avión a Denver y se dirigió a una estación de policía para aclarar el error. Allí solicitó que la policía comparara huellas digitales con la información que tenían, pero en lugar de ello se le arrestó. El hombre no fue liberado hasta que pasó 12 días en cárcel y se bajó los pantalones en una sala de tribunal para mostrar que no tenía un tatuaje de Scooby-Doo en su muslo, como el verdadero acusado.

Mientras tanto el hombre perdió su trabajo y la solicitud de empleo en Las Vegas fue denegada. A pesar de negar la acusación, su familia y amigos pensaron que este había cometido los delitos. Ahora Robinson y la fiscalía han llegado a un acuerdo por $88,530 dólares que tiene aun aprobación pendiente por la alcaldía de la ciudad.

¿Pero cuáles fueron los errores que contribuyeron a este encarcelamiento erróneo? El fallo de la policía a comparar la cara de Robinson con la ficha policial del sospechoso Michael Cagle. “Ellos no se parecían en nada”, testificó un oficial en la deposición. No obstante el sospechoso había estado usando la identificación de Robinson, que se le había perdido años antes.

La orden de arresto original anotaba a Cagle como el sospechoso pero incluía a Robinson como un “alias”. De alguna forma la orden de arresto llegó a la oficina del sheriff solo con el nombre de Robinson como el requerido. Viendo esta discrepancia, un oficial del departamento de sheriff hizo una búsqueda en una base de datos en línea donde encontró un número de identificación para Robinson, quien había sido arrestado hace mucho tiempo. De esta forma sustituyó el número de seguro social de Cagle por el de Robinson en la orden de arresto.

«Uno de los oficiales me llevó a un lado y me dijo, ‘¿Por qué no prestas fianza, ya que probablemente no eres tú?'», dijo Robinson. «Ellos me permitieron siquiera demostrar mi inocencia».

El juez de distrito Wiley Y. Daniel desestimó la demanda de Robinson por los demandados en su carácter individual, encontrando que estos estaban protegidos de ser demandados por inmunidad. No obstante, este determinó que la ciudad era responsable porque fallaron en entrenar adecuadamente a los que trabajan con las órdenes de arresto, quienes no pudieron comprobar la identidad de un sospechoso. “El hecho de que una orden pueda ser cambiada a la discreción de oficial sin revisar de forma adecuada y que una persona sea arrestada y detenida representa un potencial evidente de violaciones constitucionales”, determinó el juez.

Vea la entrevista con Robinson aquí.

A %d blogueros les gusta esto: