NOTICIAS

El FDIC dejó sin efecto mi contrato con el banco fracasado. ¿Cómo reclamo?

FDIC
Foto: thesecuritiesedge.com

por Joel Pizá Batiz

Imaginemos que un banco le concede un préstamo a un desarrollador para que construya una urbanización y se pactó que los desembolsos del préstamo se harían por etapas. Se inicia la construcción, y sin haber terminado ésta, el Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC) adquiere poder de dicho banco. ¿Podrá el desarrollador exigirle al FDIC el desembolso que falta y que había sido pactado en un contrato?

Cuando el FDIC toma control de un banco para liquidarlo o transferirlo a un banco más saludable, la mayoría de los depósitos no causan controversias por estar asegurados. Lo que sí causa controversias y litigios son la mayoría de los contratos y obligaciones que el banco fracasado adquirió frente a algunas personas, porque estos no están asegurados.

Dualidad de funciones del FDIC [1]

El Congreso de los Estados Unidos, a través del Federal Deposit Insurance Act, le otorgó dos funciones distintas al FDIC. Su rol como ente corporativo y su rol como receptor o “receiver”. Los tribunales han confirmado y validado dicha dualidad de funciones y roles.

Cuando el FDIC actúa como regulador de los bancos, recibe las primas de seguros que pagan los bancos y paga las reclamaciones de los depositantes luego que un banco fracasa. Actúa en su capacidad corporativa.

Cuando el FDIC actúa como receptor es cuando interviene en la liquidación o manejo de un banco fracasado. Bajo dicho rol, el FDIC puede: (1) acudir a las cortes para detener los procedimientos legales en contra del banco fracasado; (2) trasferir de manera unilateral cualquier obligación del banco fracasado a un nuevo banco o al propio FDIC en su capacidad corporativa; (3) detener trasferencias realizadas por el banco fracasado, aún hasta cinco años antes de la intervención que se realizaron con el objetivo de esconder, ocultar o defraudar la institución o al “receiver»; (4) rechazar acuerdos que no cumplan con la documentación descrita en la ley; y (5) rescindir y repudiar contratos.

Reclamaciones por el FDIC haber dejado sin efecto un contrato [2]

El Congreso de los Estados Unidos le otorgó al FDIC el poder de repudiar y dejar sin efectos contratos si son un obstáculo para la institución o si éstos no permiten la administración ordenada. Alguno de estos contratos dejados sin efectos pueden ser de servicios, de bienes raíces, instrumentos financieros como bonos, certificados de depósitos y obligaciones, y contratos en que una de la partes no ha cumplido todavía su obligación (“executory contracts”).

La ley no le provee al FDIC un término específico para dejar sin efecto algún contrato, pero la ley federal dispone que será dentro de un periodo razonable. Es habitual que dicha acción sea dentro de los 180 días luego que el FDIC tomo acción en contra del banco fracasado.

Si una persona no está de acuerdo con que el FDIC le dejara sin efecto el contrato, se podrán instar acciones de reclamación en contra del FDIC pero la propia ley delimita ciertos aspectos de dicha reclamaciones.

En la sección 11(e) (3) de la ley, delimita las reclamaciones por dos criterios: (1) el tiempo en que el daño ocurrió; y (2) el tipo de daño sufrido. La ley dispone que los daños tienen que ser actuales y directos. La ley también dispone que sólo serán compensables los daños como resultado de la dejada sin efecto del contrato, si dicho contrato estaba vigente al momento de la llegada del FDIC.

Por otro lado, la sección 1(e) (3) (B) excluye la compensación de los siguientes daños: pérdida de ganancias y oportunidades, daños por angustias y sufrimientos, y daños punitivos.

Es importante acentuar que una reclamación ante el FDIC es como cualquiera otra frente una agencia gubernamental. Toma tiempo. El FDIC tiende a defender sus denegatorias de pago con firmeza y trataran de persuadir a los Tribunales Federales (de llegar el proceso allí) de que los daños no cumplen con las definiciones previamente esbozadas en la ley.

Prioridad de pagos

Aunque logres ganar la reclamación, éstas están subordinadas exclusivamente a los activos del banco fracasado. Una vez se agoten los activos en la liquidación, no habrá dinero para pagar. Luego del inicio de la liquidación de un banco, el FDIC garantizará el pago de los fondos que están asegurados. Luego, de la venta de activos, se le dará prioridad a los acreedores generales y luego a los accionistas. Mientras más pequeña sea la cuantía de tu reclamación, menor serán las posibilidades de cobrar la reclamación. Dicho proceso podría durar años.

Cronología del proceso de reclamación

  1. La persona recibe el “repudiation letter” como notificación.
  2. La notificación contendrá una fecha límite para someter su reclamación con la prueba correspondiente.
  3. Habitualmente otorgan 90 días, pero puede cambiar dependiendo las circunstancias particulares de cada banco fracasado.
  4. El FDIC posee 180 días para aceptar o denegar la solicitud. Si la deniegan, posee 60 días para apelar ante la misma FDIC.
  5. Los 60 días comenzarán a computarse (1) al finalizar el periodo de 180 días; o (2) la fecha en que el FDIC denegó la reclamación.
  6. Si el FDIC no accede a su reclamación en dicha etapa, podrá apelar en el Tribunal Federal de Distrito.
  7. Podrá acudir al Tribunal Federal de Distrito en la región donde el banco fracasado poseía sus oficinas principales o en Washington D.C.

 

A %d blogueros les gusta esto: