NOTICIAS

Millonario sospechoso de asesinato confiesa durante grabación de documental

The Jinx, Robert Durst
Carátula del documental The Jinx: The Life and Deaths of Robert Durst

Robert Durst, un magnate de bienes raíces sospechoso de la muerte de tres personas, fue capturado en una grabación, mientras utilizaba el baño diciendo “los maté a todos”, según reportara BBC News. La expresión fue captada mientras se grababa un documental sobre su conexión a los tres crímenes.

Intentando justificar el comentario que fue incluido en el documental, Chip Lewis, abogado de Durst, señaló públicamente que “toda persona dice cosas en voz baja que no tiene la intención de decir”. A pesar de sus expresiones, este mes Durst fue arrestado en un hotel de Nueva Orleans y enfrentará cargos de asesinato en primer grado por la muerte de su amiga Susan Berman en el año 2000.

En el año 2001, Durst fue acusado por asesinato en primer grado por la muerte de un vecino suyo, pero la acusación fue desestimada luego de que sus abogados argumentaran exitosamente que el incidente ocurrió durante un acto de legítima defensa mientras forcejeaban por un arma.

Las otras muertes que se atribuyen a Durst son las de su desaparecida esposa, Kathleen McCormack, en el año 1982 y la de su amiga cercana y portavoz, Susan Berman, quien recibió un tiro en la cabeza mientras se encontraba en su casa en Los Ángeles. Investigadores entienden que Durst asesinó a la mujer para que esta no declarara sobre la desaparición de su esposa.

La representación legal de Durst mantiene su inocencia y sostiene que el arresto fue orquestado en coordinación con personal del documental de HBO The Jinx: The Life and Deaths of Robert Durst, que incluyó varias entrevistas con Durst. De acuerdo a los documentalistas, Durst aún portaba un micrófono inalámbrico cuando fue al baño de su hotel tras una de las entrevistas y comentó en voz baja:

“Ahí está, te pillaron. ¿Qué rayos hice? Matarlos a todos, por supuesto”.

Los comentarios fueron hechos poco después de que se le preguntara si había escrito una carta anónima que fue enviada a la policía, alertándoles sobre la existencia de un cadáver en el hogar de la víctima. Los documentalistas encontraron varias similitudes entre la carta y una carta enviada por Durst a Berman años antes del asesinato. La caligrafía de las cartas era similar al igual que varios errores ortográficos.

 

A %d blogueros les gusta esto: