CABE orienta sobre protecciones y derechos a juventudes LGBTT

Por Zoán T. Dávila Roldán

Gabriel Laborde, CABE

Durante la pasada semana el Comité Amplio para la Búsqueda de la Equidad (CABE) llevó a cabo el conversatorio «El derecho a crecer en paz: Un legado de equidad para los jóvenes LGBTT». La actividad tuvo como propósito el discutir las medidas aprobadas por el gobierno que atañen a los jóvenes LGBTT y las protecciones legales a las que tienen derecho. Como panelistas, participaron la licenciada Amárilis Pagán Jiménez, directora de Proyecto MATRIA, la profesora de la Escuela de Salud Pública de la UPR Carmen Milagros Vélez, el estudiante graduado de esa escuela José Luiggi y el abogado Gabriel Laborde, todos miembros de CABE.

De interés: Firmada orden para prohibir «bullying» por orientación sexual en escuelas públicas

La licenciada Amárilis Pagán Jiménez ofreció una introducción a la actividad y discutió el tema de la perspectiva de género de forma general, así como la importancia de su incorporación en los currículos de enseñanza en las escuelas. Según Pagán Jiménez, la perspectiva de género es un elemento importante a considerar cuando se hace política pública, pues brinda una perspectiva amplia de cómo se afectan en determinadas situaciones todos los miembros de la sociedad.

“La perspectiva de género permite analizar distintas realidades y tomar diferentes medidas dirigidas a la equidad. Cuando una tiene una agenda de equidad tiene que preocuparse por la política pública porque tiene un efecto directo sobre las vidas de cada uno y cada una de nosotros”, abundó.

Pagán Jiménez también puntualizó que la recientemente firmada Carta Circular para implementar la perspectiva de género en las escuelas es un instrumento suficiente para proteger a los estudiantes LGBTT. Ello, porque en el documento se reconoce la perspectiva de género como un instrumento de análisis y la Ley 122 que impide el discrimen por orientación sexual e identidad de género en el empleo.

“En la medida en que hace mención de la Ley 122 que impide el discrimen por orientación sexual e identidad de género y en la medida en que provee un espacio educativo para que niños y niñas de las escuelas públicas puedan aprender a respetar las diferencias y las diversidades, está abriendo un espacio de equidad también para las comunidades LGBTT”, culminó la licenciada.

Por otra parte, Gabriel Laborde habló sobre las protecciones legales a los jóvenes LGBTT. Según Laborde, la adopción de estas medidas es importante pues se ha comprobado que es precisamente la falta de ellas lo que incide en la salud mental y psicológica de jóvenes LGBTT, quienes son víctimas de “bullying” en las escuelas.

“La mayoría de las protecciones sobre ‘bullying’ provienen de leyes estatales. Hay un sinnúmero de estados como Puerto Rico que tienen leyes generales que prohíben el ‘bullying’. Cerca de 12 estados tienen protecciones específicas por categorías, por razón de raza, color, sexo, etc. La adopción de este tipo de protecciones es bien importante, pues un estudio realizado en 2013 en Oregón analizó las tasas de ideación suicida entre jóvenes LGBTT según iban adoptando las protecciones especificas por orientación sexual. El efecto fue que las tasas de ideación suicida de los jóvenes donde se adoptaron protecciones específicas se redujo significativamente”, anotó Laborde.

El egresado de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico también habló sobre las leyes federales aplicables a este tipo de situaciones. Entre estas se incluyen el Titulo IX, que protege contra acciones discriminatorias por sexo en las escuelas. Aunque esta protección no se elaboró específicamente para proteger personas por orientación sexual, sí protege a aquellos que se les discrimina a base de estereotipos. En ese grupo entran los estudiantes LGBTT, cuya forma de ser muchas veces no se adecúa al estereotipo que espera la sociedad de ellos de acuerdo a su sexo biológico. También se entiende que los estudiantes trans tienen derecho a esta protección.

Laborde también enumeró entre las protecciones disponibles a la Orden Ejecutiva OE-2015-012 para prohibir el “bullying” por orientación sexual, a la que describió como “un buen paso”. No obstante, este puntualizó que se debe convertir en ley para que ese estado de derecho no cambie según los vaivenes políticos. Asimismo, este expresó que “hay que ver” cómo el Departamento de Educación implementará esta Orden Ejecutiva, aspecto en el que la agencia debe tener total participación.

“El Departamento debe supervisar y no dejar solas a las escuelas porque de acuerdo a un sondeo publicado en el 2014, la homofobia en las administraciones escolares es bien alta. ¿Cómo se puede combatir eso? Con adiestramientos a la facultad”, aclaró.

Por su parte, el estudiante graduado José Luiggi ofreció una presentación sobre las causas y efectos del “bullying”. Entre estas, Luiggi mencionó la reconstrucción del género asignado y adoptado, los deseos reprimidos, el trasfondo homofóbico en el hogar, la necesidad de probar la heterosexualidad y por último, la falta de acción por parte de autoridades contra estos “bullies”.

Entre los terribles efectos del “bullying” el joven mencionó el estigma, causante del estrés de minorías y el síndrome de estrés post traumático.

Ve la actividad transmitida por Microjuris en el siguiente enlace.

A %d blogueros les gusta esto: