Escuela de derecho cristiana no recibirá acreditación por políticas anti gay

Escuela de Derecho cristiana no recibirá acreditación por política anti homosexualismoUn tribunal de Canadá determinó que no es ilegal que se le niegue la acreditación a una escuela de derecho cristiana por contener en sus normas una política en oposición a la homosexualidad.

La división de Ontario del Tribunal Superior de Justicia decidió en contra de la Universidad Trinity Western, quien presentó una demanda contra el Colegio de Abogados del Alto Canadá, luego de que la entidad le negara la acreditación a la universidad de base cristiana en abril de 2014.

La normativa era una especie de juramento que debían firmar todos los aspirantes a la universidad, que exponía que se le requería a los estudiantes y facultad el “abstenerse de cualquier intimidad sexual que viole la santidad del matrimonio entre un hombre y una mujer” (descargar *.PDF).

“La misión de la universidad, sus valores, su currículo y vida comunitaria están formadas a base de un firme compromiso con la persona y trabajo de Jesucristo tal como se declara en la Biblia”, lee el código de conducta moral de la universidad.

“Esta decisión fue una muy difícil. Los directores del Colegio toman esta controversia muy seriamente y no les fue fácil tomar una decisión,” explicó que el tesorero Thomas Conway. Según se reveló, esta es la primera vez que se le niega la acreditación a una escuela y la primera vez que las sociedades de derecho del país no han podido alcanzar un consenso.

La entidad no tiene un proceso por el cual someter una apelación, aunque sí se aseguró que el debate fue tal que se mantuvo por horas y tomó un día entero el emitir la votación final.

Uno de los directores votantes, Raj Anand, expresó que al solicitarle a un estudiante que haga una declaración falsa, la universidad estaba impugnando su buen carácter –algo que podría afectarle al tomar su reválida— o pedirles que repriman una parte de su vida. “El prevenir que un estudiante manifieste su identidad sexual, es en sí mismo, una violación al Código de Derechos Humanos”, añadió Anand.

A %d blogueros les gusta esto: