U.S. Court of Appeals 1st Circuit

Circuito confirma sentencia condenando al acusado a casi el doble de lo acordado entre fiscalía y defensa

Descarga el documento: United States v. Pérez-Pérez

Como parte del acuerdo para que el Sr. Eugenio Pérez Pérez se declarase culpable, fiscalía y defensa acordaron que el imputado pasaría 33 meses en prisión. La jueza Aida M. Delgado Colón impuso a Pérez Pérez una sentencia de 60 meses. La jueza Delgado Colón tomó particularmente en consideración el tiempo transcurrido entre la salida de prisión y el nuevo delito imputado. El Primer Circuito confirmó la sentencia, dando valor a la justificación de la jueza para ello.

Circuito confirma sentencia condenando al acusado a casi el doble de lo acordado entre fiscalía y defensaEugenio Pérez Pérez estaba bajo supervisión de “baja intensidad” desde abril de 2013. Él había estado en prisión luego de resultar convicto por conspirar para distribuir narcóticos y cargar armas en relación a un crimen de narcotráfico.

En junio de 2013, una mujer alegó que Pérez Pérez se paró frente a su hogar y le pidió que saliera para hablar. La mujer alega que al negarse, Pérez Pérez sacó una arma y le apuntó con ella. La mujer llamó al 911, y cuando llegaron los agentes, señaló el carro de Pérez Pérez, quien huyó. Los agentes lo siguieron hasta atraparlo. Al registrar su carro, hallaron un revolver dentro de una cartera bajo el asiento del conductor.

En septiembre de 2013, Pérez Pérez llegó a un acuerdo con fiscalía para declararse culpable y pasar 33 meses en prisión. Dicho acuerdo está dentro de la sentencia recomendada por las guías de sentencia, que recomiendan una sentencia entre 30 y 37 meses. Ni el acuerdo ni las guías obligan a los jueces en la etapa de sentencia, pero se deben tomar en consideración.

Sin embargo, la jueza Aida M. Delgado Colón le impuso una sentencia de 60 meses.

El Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito explicó en la sentencia que las guías no son obligatorias pero al momento de evaluar una variación como esta, se debe analizar la explicación emitida por el Tribunal.

En apelación, Pérez Pérez alegó que la sentencia constituyó discrimen por sus circunstancias socioeconómicas.

El Primer Circuito explicó que tomar en consideración el nivel de educación y trasfondo de empleo de un imputado no es un análisis sobre el estatus socioeconómico de la persona.

Pérez Pérez arguyó también que la jueza Delgado Colón no ofreció una explicación para la variación en la sentencia.

La jueza Delgado Colón indicó que el acusado, quien al momento del alegado delito estaba en libertad supervisada, no mostraba rasgos de rehabilitación ni indicios de comprender lo que necesitaba hacer para no reincidir en su conducta criminal. En su explicación, la jueza Delgado Colón reiteró que el imputado cometió el delito a pocos meses de ser puesto en supervisión de baja intensidad por el oficial de probatoria.

El Primer Circuito confirmó la imposición de la sentencia por la jueza Delgado Colón, por entender que su explicación para alejarse de las guías es satisfactoria.

Reseña por el Lcdo. Cristian González

A %d blogueros les gusta esto: