Se asoman nuevos tipos de demandas tras destrucción provocada por huracanes Harvey, Irma y María

Luego de los desastres que dejaron los huracanes Harvey, Irma y María por el Caribe y Estados Unidos, es posible que los tribunales se enfrenten un nuevo tipo de litigio, en el que se solicitaría compensación a las víctimas de desastres por lo que funcionarios y planificadores hubieran podido prever.

A esta nueva ciencia se le conoce como “atribución de eventos”, lo que podría determinar la proporción específica de un evento climático extremo puede haber sido causa del cambio climático. En la Universidad de Oxford, los científicos utilizarán dicha tecnología para atribuir cuánto de la intensidad del huracán Harvey se debió al cambio climático provocado por el calentamiento global. Su modelo de proyección climático está disponible en climateprediction.net, una división de World Weather Attribution.

El año pasado, científicos de diversas organizaciones alrededor del mundo trabajando con World Weather Attribution (WWA), un programa coordinado por la organización Climate Central, pudieron establecer que una lluvia torrencial que inundó a Lousiana en el verano, ocurrió por causa de cambios climáticos provocados por “mano humana”. El proceso se lleva a cabo utilizando una red de computadoras que llevan a cabo miles de posibles escenarios climáticos, partiendo de información tal como la superficie del mar o la concentración atmosférica de gases de invernadero.

Según un grupo de abogadas entrevistadas por Reuters, ese tipo de información podría utilizarse como evidencia en demandas contra oficiales de gobierno, autoridades o compañías, que fallaron en prever los eventos atmosféricos que, a su vez, provocaron daños, y que eran previsibles. Por ejemplo, podrían surgir demandas en contra de planificadores que fallaron en crear infraestructura o crear leyes de zonificación que podrían haber provocado eventos climáticos extremos. En ese caso, según Lindene Patton, abogada de manejo de riesgos en Earth and Water Group, en estos litigios se les solicitaría a los tribunales compensar a las víctimas de estos eventos por los daños que eran previsibles.

En el caso del huracán Harvey, podrían presentarse demandas contra agencias de gobierno o compañías de manejo de infraestructura, arquitectos o ingenieros que trabajaron en infraestructura que sufrió daños. Las personas, cuyas residencias se inundaron, podrían solicitar compensación de los planificadores municipales, ya que se considera que las autoridades de Houston han sido demasiado flexibles con su reglamento de zonificación, provocando que comprar casas sea asequible, sin preocupación real de que estas sean construidas en zonas inundables o que la construcción pueda provocar inundaciones.

En el proceso de construcción de estas casas, entre 1992 y el 2010, cerca de 25,000 acres de humedales que actúan como barrera natural de inundaciones fueron pavimentados. En ese escenario, los hallazgos de la ciencia de la atribución podrían servir para responder a la pregunta: “¿Qué habría sucedido si no se hubieran cubierto esos humedales?”, cuestionó Patton.

Las compañías de seguros también pueden tratar de determinar si los organismos gubernamentales que se olvidaron de hacer edificios de oficinas o centros comerciales resistentes al cambio climático, por ejemplo, deberían estar en condiciones de responder, dijo Patton.

A %d blogueros les gusta esto: