Comisión Federal de Comunicaciones elimina neutralidad en la red

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) aprobó esta semana, en una votación 2-3, retirar las reglas que revisten de neutralidad la Internet, provocando así un cambio trascendental en la red, en la que se impondría un sistema que permite diferentes velocidades en función del pago y de los intereses de los operadores.

Lee el comunicado de la FCC

Las grandes compañías de telecomunicaciones -como Comcast, AT&T y Verizon- cabildearon la rotura del control legal que evitaba que pudiesen imponer sus reglas al tráfico y los contenidos de la red. Bajo el estado legal anterior, el operador debía ofrecer siempre el mismo trato. Se le impedía bloquear el acceso a páginas web, hacer que fuera más lenta la conexión o acelerarla bajo pago. Las reglas que promulgaban la denominada “neutralidad en la red” fueron establecidas en el 2015 bajo la administración del presidente de Barack Obama.

Todavía se desconoce qué sucederá una vez se ejecute el estado legal bajo la falta de neutralidad en la red. Aunque los proveedores no han publicado qué harán, ahora sería posible que estos negocien acuerdos con páginas de Internet y que puedan ofrecer servicios de Internet equivalentes a los paquetes de televisión por cable. Según El País, también podrían bloquear a quienes compitan con sus ofertas.

El presidente de la comisión, Ajit Pai, ha negado reiteradamente que los cambios vayan a aumentar costes al usuario o permitir bloqueos. Entre sus argumentos figuran que nada de esto ocurría antes de 2015 y que, por el contrario, la reforma ha reducido la inversión en banda ancha hasta el punto que, de continuar esta caída, no sólo peligraba la velocidad en la red sino que el consumidor se iba enfrentar a un aumento de los precios.

“La eliminación de la neutralidad supondrá restaurar la libertad, volver a un Internet mejor y más barato. Seguirá habiendo protección para el consumidor y su acceso no se verá limitado. Pero no es nuestro trabajo decidir quién gana y quién pierde en la economía de Internet. El gobierno dejará de regular sobre cómo los proveedores deben manejarse, y estos tendrán incentivos para afrontar la próxima generación de redes y servicios”, dijo Pai.

Sin embargo, aquellos en contra de la eliminación de la neutralidad en la red, dicen lo contrario. Una de las dos demócratas en la comisión, Jessica Rosenworcel, calificó el voto como una “decisión imprudente” que coloca a la FCC “en el lado equivocado de la historia, el lado equivocado de la ley y el lado equivocado del público estadounidense”.

Según Rosenworcel, la decisión le da a los proveedores de Internet la “luz verde para seguir adelante” y “discriminar y manipular su tráfico de Internet”, algo para lo que “tienen un incentivo comercial”.

“Esto no es bueno”, dice Rosenworcel. “No es bueno para los consumidores. No es bueno para las empresas. No es bueno para nadie que se conecta y crea en línea”.

La comisionada Mignon Clyburn, la otra demócrata, dijo que las implicaciones de la votación son “particularmente condenatorias … para los grupos marginados, como las comunidades de color, que dependen de plataformas como la Internet para comunicarse. Nadie podrá detener a los proveedores de la Internet si permiten que los servicios de redes sociales en los que confían estos grupos disminuyan, bloqueando la diseminación de información”, señaló.

A %d blogueros les gusta esto: