Costco despidió a su gerente de carnes por discrepancias de inventario; éste demandó por despido discriminatorio, represalias y difamación

Descarga el documento: García García v. Costco Wholesale Corporation

Leonal Anthony García García trabajó en Costco de Caguas, Puerto Rico desde el 2002 hasta el 2013. García García comenzó como empacador de carnes, pero ascendió a través de los años hasta lograr alcanzar la posición de Gerente del Departamento de Carnes.

Como gerente, su tarea principal era manejar el inventario de carnes.

Cosco despidió a García García en noviembre de 2014. El despido surgió luego de varias discrepancias en cuanto al inventario.

Según Costco, en octubre de 2013 su Gerente Regional de Carnes realizó un inventario de las mismas y encontró una discrepancia entre el producto que había en la tienda y lo que se supone hubiese. Para corroborar, se realizaron varios conteos posteriormente, y resultó que faltaba $178,000 en inventario.

Al revisar las entradas de inventario, hallaron que el inventario estuvo errático durante los 9 meses anteriores, y que para octubre de 2013, hubo varias entradas manuales de inventario al sistema de aproximadamente $114,000.

El Gerente de Prevención de Pérdidas y el Gerente Regional de Departamento de Carnes acusaron a García García de hurtar inventario y realizar entradas fraudulentas al sistema de inventario.

García García se defendió, indicó que otras personas tenían su contraseña para el sistema de inventario, y expresó que podía explicar lo sucedido.

El Vice Presidente de Operaciones también entrevistó a García García, y éste no pudo dar cuenta de la discrepancia, por los que posteriormente lo acusó al igual que los demás gerentes.

García García se quejó alegando que habían empleados que estuvieron involucrados en hurtos, o que habían permitido que sucedieran bajo su supervisión, y éstos no fueron disciplinados, y hasta fueron promovidos posteriormente. Una semana más tarde lo botaron.

García García demandó a Costco alegando que su despido fue injustificado y discriminatorio, que fue objeto de represalias y que es víctima de difamación. Durante el litigio, Costco presentó una solicitud de sentencia sumaria, y el Tribunal de Distrito se la concedió. El Tribunal determinó que los hechos ante sí le daban la razón a Costco para despedirlo.

García García apeló. En su apelación alegó que el Tribunal de Distrito erró al dar credibilidad y no eliminar del récord las declaraciones juradas presentadas por Costco, porque no expresaban estar basadas en el conocimiento personal de los declarantes, y que los exhibits con las declaraciones no estaban autenticados.

Al evaluar las alegaciones y la prueba, el Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito, avaló la desestimación de la demanda por parte del Tribunal de Distrito. Según la opinión, las declaraciones juradas estaban basadas en las investigaciones por parte de los gerentes de Costco, y no tenían que expresar el contener conocimiento personal.

En cuanto a la objeción sobre los exhibits, el Tribunal expresó que no estaban ni bien fundamentadas, por lo que le restó mérito.

Al evaluar las alegaciones del demandante a la luz de los requisitos para hallar que hubo despido injustificado, discriminatorio, y que el demandante fue objeto de represalias y difamación, halló que ningún jurado podría razonablemente concluir que Costco no tenía la razón.

Al final, el Primer Circuito confirmó la determinación del Tribunal de Distrito y sostuvo la desestimación de la demanda contra Costco en su totalidad.

Por: Lcdo. Cristian González

A %d blogueros les gusta esto: