Departamento de Vivienda federal otorga $1,500 millones para ayudar a Puerto Rico tras huracanes

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos (HUD) otorgó $1,500 millones para ayudar a Puerto Rico a recuperarse de los huracanes Irma y María. La subsecretaria de HUD, Pamela Hughes Patenaude, anunció los subsidios de recuperación de desastres con el gobernador Ricardo Rosselló, durante su tercera visita a Puerto Rico después de los Huracanes Irma y María.

Estos subsidios se otorgan a través del programa de HUD de desarrollo comunitario por subsidio determinado, específicamente para la recuperación de desastres, Community Development Block Grant – Disaster Recovery (CDBG-DR) Program, y apoyarán la recuperación a largo plazo de casas y negocios que fueron seriamente dañados en Puerto Rico.

“El presidente (Donald) Trump y la familia entera de HUD respalda a nuestros compatriotas de Puerto Rico para ayudarles a recuperarse de estos devastadores huracanes”, dijo el secretario de HUD Ben Carson. “Estos fondos de recuperación ayudarán a reparar viviendas y negocios. A medida que los líderes locales junto con los ciudadanos desarrollan sus planes de recuperación, HUD reducirá barreras regulatorias y removerá obstrucciones innecesarias, para ayudar a acelerar la recuperación a largo plazo”.

El gobernador Rosselló agregó, “En nombre de los miles de sobrevivientes aquí en Puerto Rico, quiero expresar mi aprecio hacia la administración y HUD por reconocer las tremendas necesidades que aún existen en tantos de nuestros vecindarios. Este subsidio marcará una gran diferencia en la reparación de viviendas y negocios y facilitará la recuperación social y económica aquí en la isla”.

Contexto

El 8 de septiembre de 2017, el presidente Trump firmó la Ley de Asignaciones para Desastres, Continuing Appropriations Act, 2018 and the Additional Supplemental Appropriations for Disaster Relief Requirements Act, 2017. La ley asignó $7,400 millones en fondos de CDBG-DR para desastres mayores declarados en el año calendario 2017. Para distribuir estos fondos, la ley requiere que HUD dirija los fondos a las áreas más impactadas por los desastres. HUD continuará trabajando con Puerto Rico para abordar las necesidades pendientes.

Para realizar las asignaciones anunciadas hoy a Puerto Rico HUD se basó en datos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y de la Administración de Pequeños Negocios (SBA) para determinar el grado de necesidades insatisfechas en materia de vivienda y pequeños negocios en las áreas más impactadas por los desastres. En análisis de HUD encontró miles de propietarios e inquilinos de medianos y bajos ingresos que sufrieron serios daños en sus residencias y no tenían seguro adecuado, o carecían de seguro para sus pérdidas. Igualmente, los negocios sufrieron serios daños que no están adecuadamente cubiertos por seguros u otros recursos. El subsidio anunciado hoy está designado a ayudar a satisfacer las necesidades que no han sido satisfechas por seguros privados u otras fuentes de asistencia federal.

Los subsidios CDBG-DR apoyan una variedad de actividades de recuperación de desastres, incluidos renovación y reconstrucción de vivienda, asistencia para negocios, revitalización económica y reparación de infraestructura. Los beneficiarios deben utilizar la mayoría de estos fondos de recuperación en las áreas identificadas por HUD que sufrieron el mayor impacto. HUD emitirá en breve lineamientos administrativos para el uso de los fondos, para que los beneficiarios puedan abordar las necesidades de recuperación a largo plazo, particularmente en el área de recuperación de la vivienda.

A %d blogueros les gusta esto: