Juez Gustavo A. Gelpí insiste en atender trato dispar de Estados Unidos a Puerto Rico

Descarga el documento: United States of America v. Vaello Madero

El Juez Presidente del Tribunal federal para el Distrito de Puerto Rico denegó la moción por el Gobierno de los Estados Unidos para desestimar su propio caso. Para el juez, el Gobierno quiere evitar una posible decisión adversa. Para el juez es necesario que se evalúe el trato de Estados Unidos a Puerto Rico.

José Luis Vaello Madero recibía ingresos por Seguro Social mientras vivía en Nueva York. En el 2013 se mudó a Puerto Rico, pero desconocía que ello afectaba su elegibilidad para recibir esos ingresos.

En el 2016, el Seguro Social cesó sus pagos a Vaello Madero.

Luego en el 2017 presentaron esta demanda de cobro, alegando haber pagado $28,081.00 en exceso a Vaello Madero y reclamando su restitución.

Inicialmente, Vaello Madero compareció sin abogado y firmó una estipulación.

Posteriormente y representado por abogado, Vaello Madero solicitó dejar sin efecto la estipulación, cuestionó la base estatutaria (una ley criminal para una reclamación civil) que utilizó el Gobierno, y la constitucionalidad de negar los beneficios del Seguro Social a un residente de Puerto Rico.

La respuesta del Gobierno de Estados Unidos fue solicitar la desestimación voluntaria de la demanda.

Según los abogados del Gobierno, este no tiene jurisdicción, y que tampoco se han agotado remedios administrativos ante el Seguro Social.

El juez federal Gustavo A. Gelpí cuestionó la solicitud del Gobierno para desestimar su caso sin perjuicio. Ello, particularmente porque fue el Gobierno de Estados Unidos quien comenzó la acción de cobro contra Vaello Madero.

Para el juez Gelpí, parecería que el Gobierno quiere evitar una “decisión adversa inminente”, por lo que no permitirá que se liberen fácilmente.

Para fundamentar su decisión, el juez citó la ley que confiere jurisdicción al tribunal federal en casos de cobro incoados por Estados Unidos y junto con la reclamación, las alegaciones y defensas del demandado. A su vez, el juez citó la Regla 41 de las Reglas de Procedimiento Civil federal, la cual protege a un demandado de abuso por una parte demandante que entabla una reclamación y la abandona, luego que el demandado haya incurrido en gastos sustanciales, para luego probablemente volver a exponerlo al proceso nuevamente.

Según la opinión, el trato dispar hacia los residentes de Puerto Rico surge de un par de casos del Tribunal Supremo de Puerto Rico. Estos casos en conjunto resuelven que Estados Unidos puede discriminar económicamente contra Puerto Rico porque sus residentes no aportan como lo hacen los residentes de los estados, ya que no pagan impuestos federales como en los estados. Para el juez, queda claro que a pesar de que es cierto que los residentes de Puerto Rico no llenan planilla federal, estos sí aportan a dicho tesoro con sus impuestos y otras aportaciones.

Adicional a ello, luego del huracán María se pudo palpar fácilmente el trato desigual y discriminatorio de Estados Unidos a Puerto Rico.

Según el juez, aunque los casos del Tribunal Supremo sientan precedente, son los tribunales de distrito quienes pueden comenzar a generar cambios al atender reclamos como los que establece Vaello Madero en su defensa, para que luego se puedan revocar decisiones que al momento son vinculantes pero injustas.

por el Lcdo. Cristian González

A %d blogueros les gusta esto: