ACLU obtiene documentos que revelan abuso a niños inmigrantes bajo la custodia del gobierno federal

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) reveló que tiene en su poder evidencia que revela los abusos que sufren los niños inmigrantes bajo custodia del gobierno de Estados Unidos.

El informe fue producido en conjunto con la Clínica Internacional de Derechos Humanos de la Escuela de Derecho de la Universidad de Chicago.

“Estos documentos proveen una idea de un sistema federal de control de inmigrantes, marcado por la brutalidad y la anarquía. Todos los seres humanos merecen ser tratados con dignidad y respeto, independientemente de su estado migratorio; y los niños, en particular, merecen una protección especial. La mala conducta demostrada en estos documentos es impresionante, así como lo es la completa falla del gobierno en tomar acción en contra de los funcionarios que abusan de su poder. El abuso que tiene lugar por parte de los funcionarios del gobierno es reprobable y antiamericano”, expresó Mitra Ebadolahi, abogada de la ACLU.

El informe está basado en más de 30,000 páginas de documentos fechados entre 2009 y 2014. Los documentos fueron obtenidos por la Fundación ACLU de San Diego y Condados Imperiales así como la Fundación ACLU de Arizona a través de una Solicitud de Acceso a Información FOIA.

Los documentos revelan numerosos casos de violencia y abuso contra niños migrantes, muchos de los cuales llegaron a Estados Unidos huyendo de la violencia en sus países de origen.

Estudiantes de la Clínica Internacional de Derechos Humanos examinaron los expedientes obtenidos. Estos revelaban numerosos casos en los que oficiales federales abusaban de forma verbal, física y sexual de estos niños. En ocasiones se les negaba el beber agua y alimentación adecuada. De igual forma se les negaba atención médica, se les mantenía restringidos en lugares insalubres y a temperaturas heladas.

Según la ACLU, los documentos proveen suficiente información para evidenciar que el gobierno federal conocía de estos abusos y falló en investigar adecuadamente o en proveer algún remedio al problema.

Según Claudia Flores, directora de la Clínica de Derechos Humanos de la Escuela de Derecho de la Universidad de Chicago, los estudiantes que revisaron los documentos estaban impresionados con el abuso y la negligencia a los cuales están sujetos los niños, que ya están bajo un estado de vulnerabilidad.

“La mayoría de ellos viajan solos con la esperanza de escapar de la violencia y la pobreza en sus países de origen. Esto provoca que los actos ilegales e inhumanos reflejados en los documentos fueran aún mas angustiosos”, añadió Flores.

Algunas de los abusos registrados en los documentos consistían en:

  1. Golpear con puños la cabeza de un niño tres veces.
  2. Patear a un niño en sus costillas.
  3. Utilizar una pistola de aturdimiento, provocando que un niño se cayera al suelo, temblara y sus ojos se viraran.
  4. Atropellar a un niño de 17 años con una patrulla y luego golpearlo en repetidas ocasiones.
  5. Agredir verbalmente a niños detenidos, llamándolos perros y otras palabras soeces.
  6. Negar permiso a los niños detenidos para pararse o moverse libremente durante días y amenazar a los niños que se ponían de pie con traslados a confinamiento solitario en una habitación pequeña y helada.
  7. Denegar atención médica a menor embarazada cuando reportó el dolor que precedió al nacimiento de un bebé muerto.
  8. Someter a una niña de 16 años a un registro forzoso en el que se le “abrieron con fuerza las piernas y le tocaron las partes íntimas con tanta fuerza que gritó”.
  9. Dejar a un bebé prematuro de 4 libras y su madre, menor de edad, en una celda llena de gente sucia y abarrotada de gente enferma, en contra de recomendaciones médicas.
  10. Arrojar el certificado de nacimiento de un niño y amenazarlo con abuso sexual por parte de un adulto varón detenido.

El informe también revela la retención de niños inmigrantes, en exceso de las 72 horas permitidas por ley, así como esfuerzos por parte de los oficiales para deportar niños sin un debido proceso de ley y usando la coerción.

 

A %d blogueros les gusta esto: