Tribunal Supremo emite directrices sobre la función notarial en medio de la emergencia por el COVID-19

Visita nuestro Observatorio COVID-19 en Puerto Rico

Ante las medidas que se adoptaron para atender la emergencia decretada en Puerto Rico como consecuencia de la pandemia por la propagación del COVID-19, el Tribunal Supremo de Puerto Rico emitió una Resolución con el fin de garantizar la disponibilidad de aquellos servicios ofrecidos por el notariado puertorriqueño que son indispensables durante el transcurso de esta emergencia.

Según expresa la Resolución, entre estos servicios esenciales se encuentran la autorización de testamentos, poderes, directrices anticipadas de tratamiento médico, la legitimación de documentos relacionados al traslado de menores fuera de la jurisdicción y aquellos que inciden en el bienestar de la parte requirente (por ejemplo, alimentos, ingresos, hogar y servicios de salud).

A esos efectos, el Tribunal Supremo autorizó a los notarios y a las notarias a brindar servicios a la comunidad en situaciones de emergencia o de extrema necesidad. Sin embargo, el Tribunal hizo un llamado a los notarios y notarias a ejercer su función con prudencia y al prestar sus servicios deben cumplir con las guías de salud y seguridad emitidas por las autoridades locales y federales para garantizar la salud y bienestar de las personas con las que intervienen.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Házlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

Según las directrices emitidas, en atención al distanciamiento social recomendado para evitar el contagio del COVID-19, el notario o la notaria podrá usar mecanismos de comunicación remota, como la videoconferencia. No obstante, ese mecanismo está permitido únicamente para gestiones preparatorias relativas a la autorización de un instrumento público o de una declaración jurada. En el plazo permitido por ley, el notario o la notaria podrá coordinar la comparecencia separada de las personas intervinientes. Ello, siempre que no sea requerida la unidad de acto como condición para la validez del negocio jurídico o documento autorizado.

Previo a estas directrices, respecto a la función notarial, la Oficina de Inspección de Notarías (ODIN) también había comunicado varias medidas administrativas como la determinación de la Jueza Presidenta, Hon. Maite D. Oronoz Rodríguez, de extender el término para presentar los informes mensuales de actividad notarial correspondientes a los meses de marzo y abril de 2020 hasta el viernes, 22 de mayo de 2020.

Para ver copia de la Resolución y acceder a las otras medidas administrativas de la Oficina de Inspección de Notarías puede visitar: http://ramajudicial.pr/Plan-emergencia-COVID-19.htm.

A %d blogueros les gusta esto: