[DOCUMENTOS] Senado aprueba medidas para atender necesidades educativas durante emergencia

Visita nuestro Observatorio COVID-19 en Puerto Rico

El senador por el distrito de Guayama, Axel “Chino” Roque Gracia, presentó las resoluciones conjuntas 511 y 512 para proveer un descuento en la mensualidad de escuelas privadas y equiparar el salario que reciben los proveedores de servicio educativos que están trabajando remoto con el que recibían durante su trabajo presencial.

La Resolución Conjunta del Senado 512 busca que los estudiantes de escuelas privadas tengan el derecho de recibir educación mientras dure la pandemia COVID-19, establecer un descuento en las mensualidades y establecer parámetros en el ámbito laboral de los empleados del colegio.

La medida también establece un comité de trabajo durante el año académico 2020-2021 para que las instituciones educativas privadas se preparen para cualquier contingencia que sea necesaria.

Por otra parte, Resolución Conjunta del Senado 511 pretende que el Departamento de Educación (DE) equipare la escala de precios de los profesionales y proveedores de servicios brindando servicios a distancia a los estudiantes de educación especial, con las tarifas que se les paga cuando ofrecen los servicios presenciales.

Para esto, el senador propone se le equipare el sueldo a los terapistas físicos, ocupacionales, psicológicos, educativos, del habla y lenguaje que continúan brindando servicios a los estudiantes del Departamento de Educación de Puerto Rico.

Síguenos en Twitter #eLegislativo

“Como educador, siento una responsabilidad con los cientos de estudiantes que hoy en día siguen con la incertidumbre de lo que pasará con su semestre escolar. Aunque se decretó el impartir clases virtuales en el sistema público y privado del país, todavía hay situaciones que deben trabajarse”, expuso Roque García en declaraciones escritas.

La Junta de Instituciones Postsecundarias del Departamento de Estado es la entidad que regula a las escuelas privadas en Puerto Rico y la resolución busca requerirle que haga todo lo posible para garantizar que el año académico se complete de forma óptima y que ningún estudiante se vea afectado.

“Presentando esta resolución también buscamos que a ningún estudiante se le prive de educación en iguales condiciones, incluyendo por razones de falta de pago de matrícula o mensualidades”, sostuvo el senador.

El senador propuso que ningún empleado docente o no decente deberá ser removido de su trabajo o suspendido sin paga por el periodo restante del año académico, como resultado de la emergencia producto de la pandemia del COVID-19.

Si la institución necesita hacer ajustes salariales, deberá realizarlo con el asesoramiento de la Junta de Instituciones Postsecundarias del Departamento de Estado y en consulta con el Departamento del Trabajo.

Ambas propuestas legislativas fueron aprobadas en el Senado de Puerto Rico en sesión del 6 de abril y ahora deben ser consideradas por la Cámara de Representantes.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Házlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: