[DOCUMENTO] Proponen cambios para práctica virtual de la notaría en Puerto Rico

Visita nuestro Observatorio COVID-19 en Puerto Rico

El pasado 19 de abril fue radicado el Proyecto del Senado 1564 de la autoría de los senadores Thomas Rivera Schatz y Héctor Martínez Maldonado. Dicho proyecto, referido a la Comisión de Gobierno, busca enmendar varios artículos de la Ley Notarial de Puerto Rico a los fines de permitir la otorgación de escrituras, actas, testimonios, y otros documentos notariales de manera electrónica o virtual; disponer expresamente que un notario podrá dar fe de las firmas de los otorgantes mediante medios electrónicos, incluyendo la videoconferencia; y establecer disposiciones transitorias entre otros asuntos.

En su exposición de motivos, el proyecto destaca la crisis de salud que la isla y el mundo enfrenta debido al COVID-19, las medidas tomadas por parte del gobierno como lo son el estado de emergencia, el toque de queda y el cierre de operaciones del gobierno y los comercios para controlar el riesgo de contagio en la isla.

Este cierre, explica la medida, ha tenido efecto económico en Puerto Rico pues, “se ha paralizado el tráfico de las transacciones jurídicas, incluyendo la banca y el mercado de bienes raíces”.

Destaca además que “el estado de derecho vigente en Puerto Rico limita la posibilidad de ejercer la función notarial de manera remota, pues uno de los pilares de la fe pública es la inmediatez y presencia física ante el notario. Sin embargo, actualmente existen un sinnúmero de herramientas tecnológicas que permiten la videoconferencia. Es decir, gracias a las herramientas tecnológicas disponibles, el notario y las partes en un documento público, pueden interactuar de manera virtual para poder llevar a cabo el otorgamiento de un documento público”.

Ante esta nueva realidad social y económica, expone la medida que “resulta necesario atemperar nuestro estado de derecho para procurar que se pueda utilizar la tecnología disponible en el ejercicio de la notaría en Puerto Rico”. Esto, mediante la maximización del uso de la tecnología disponible en tiempos en que se debe evitar el contacto entre personas. La medida también indica que esto es necesario no solamente para atender la situación que enfrentamos actualmente por la pandemia a causa del COVID-19, sino para incluir unas herramientas adicionales de forma permanente para que los notarios puedan ejercer su función con diligencia, dentro del marco de la fe notarial.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Házlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Házlo en nuestra sección de cursos en línea.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: