Junta Fiscal se enfocará en desarrollar la manufactura farmacéutica

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) presentó un informe de oportunidades para que Puerto Rico tome ventaja del debate público sobre la manufactura farmacéutica y de dispositivos médicos para Estados Unidos.

Visita nuestro Observatorio COVID-19 en Puerto Rico

El informe que preparó el Boston Consulting Group evalúa cómo Puerto Rico puede posicionarse para atraer compañías de manufactura biofarmacéutica y de dispositivos médicos ante el COVID-19 y la posibilidad de legislación federal.

Durante la reunión de la Junta de Supervisión Fiscal surgió que Puerto Rico exportó sobre $40,000 millones de productos biofármacos en 2019, incluyendo más de $30,000 millones a Estados Unidos.

“Esta es una oportunidad única para Puerto Rico”, sostuvo el miembro de la Junta de Supervisión Fiscal, Carlos García.

De acuerdo con García, Puerto Rico puede trabajar un ecosistema de manufactura y tiene la capacidad para minimizar el tiempo y la transferencia de capital para transferencia de productos, tiene una fuerza laboral especializada y costoefectiva con una extensa red de universidades y laboratorios, y mantiene un precio menor de manufactura en comparación con jurisdicciones en Estados Unidos.

Para la junta fiscal, la primera prioridad de cualquier esfuerzo deberá centrarse en compañías que ya son medicamente necesarias en Estados Unidos, que quieran atender el riesgo que enfrenta su cadena de distribución o aquellas que fácilmente puedan ajustar este proceso.

El planteamiento general fue que Puerto Rico está bien posicionado para competir con otras localidades de manufactura en los estados del sureste y estados fronterizos en Estados Unidos, gracias a la experiencia de los profesionales de la ingeniería, química y biología, la trayectoria de fiabilidad manufacturera altamente demostrada y por las instalaciones existentes y subutilizadas que están listas para hacer negocios.

“Este reporte provee información vital para el proceso de toma de decisiones del componente manufacturero de la farmacéutica y de dispositivo médico”, manifestó la directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal, Natalie Jaresko.

El informe también detalla cómo Puerto Rico se posiciona en comparación con otras localidades en Estados Unidos, considerando la fuerza laboral, fiabilidad, infraestructura, riesgo de operaciones, el ecosistema manufacturero, el costo de producción, el clima de impuestos y la habilidad para servirle al mercado de Estados Unidos.

Al tomar en consideración este contexto, el informe plantea que Puerto Rico debe reenfocarse en aclarar los conceptos erróneos, subrayando competencias específicas en áreas como el talento de los trabajadores y las instalaciones, mientras trabaja con retos persistentes como infraestructura y permisología.

“El gobierno de Puerto Rico debe trabajar rápidamente en reformas que facilitan la manera de hacer negocios, como se detalla en el Plan Fiscal Certificado, incluyendo la reforma de permisología y de registro de la propiedad, mantenerse transformando el sistema energético para proveer electricidad más confiable y menos costosa e invertir en infraestructura eficiente”, sostuvo Jaresko.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Hazlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: