Tras contagios en el Senado federal: “Aunque sea vestidos de astronautas, van a ir a votar”

Por Daniel Rivera Vargas

La confirmación de la jueza federal de apelaciones Amy Coney Barrett a la vacante en el Tribunal Supremo de Estados Unidos (TSEU) enfrentará un repentino inconveniente: el COVID-19, al trascender que varios senadores republicanos, al igual que el presidente Donald Trump, se han enfermado con el virus cuando su nombramiento depende de una estrecha mayoría en el Senado de Estados Unidos.

El profesor de derecho constitucional de la Facultad de Derecho Universidad Interamericana de Puerto Rico (UIPR), Carlos Ramos, explicó a Microjuris.com que no le extrañaría que los senadores federales acudieran a votar al hemiciclo estando enfermos para asegurar una mayoría 6-3 a favor de jueces con una mirada más conservada en el Tribunal Supremo.

En la actualidad, el partido republicano tiene la mayoría para confirmar a Coney Barrett, pero es por un margen mínimo (53 republicanos y 47 demócratas), al punto de que si el nombramiento fuera a votación hoy en el pleno del Senado, la jueza parece no tener los votos —aseguran los expertos—al sumar las dos republicanas, Lisa Murkowski (Alaska) y Susan Collins (Maine) han dicho que no le darían el voto y ahora los tres senadores que quiza no pueden ir a votar porque dieron positivo a COVID-19: los senadores Ron Johnson, Mike Lee y Thom Tillis.

Con las bajas por el coronavirus, porque en teoría los republicanos enfermos deben estar en cuarentena y no ir al hemiciclo del Senado, el margen sería de 49 votos en contra de Coney Barrett versus 48 a favor (si la votación fuese hoy). Pero el voto en el Senado no es hoy.

De hecho, las vistas públicas para discutir el nombramiento de Coney Barrett comenzaron el día 12 de octubre, y en esta etapa, dijo el profesor Ramos, los trabajos se pueden celebrar mediante videoconferencia.

“Estas vistas se esperan que sean de las más rápidas en la historia para un nominado al Supremo: unos 5 días”, indicó Ramos.

Entonces, debería someterse el nombramiento al pleno del Senado, donde los que voten tienen que estar presentes y no se permiten votos remotos.

Para ese día podrían estar recuperados los senadores republicanos que hoy están enfermos, esto si no se enferman otros senadores, porque la gran cantidad de funcionarios republicanos recientemente contagiados apunta a que se enfermaron en un acto en conjunto.

Pero si hubiera alguno enfermo para el momento de votar, advierte Ramos, pudieran interrumpir la cuarentena que médicamente se recomienda a las personas enfermas por el virus.

“Mi impresión que con los efectos del COVID, sin duda va a ser confirmada en comité y tengo bastante certeza que sería aprobada en el pleno porque, aún con el COVID, harían lo imposible para que aún enfermos vayan a votar porque (el Supremo) se trata del mayor premio político en el sistema electoral republicano. Aunque sea vestidos de astronautas, van a ir a votar, sobre todo si emulan al presidente con su actitud irrespetuosa ante el COVID, que con lo que hizo recientemente, planteó que se puede estar enfermo, trabajar y dar una vuelta”, sostuvo Ramos.

Ramos explicó que el partido republicano desea que Coney Barrett sea confirmada antes de las elecciones porque, si Trump perdiese la elección presidencial, el debate en términos de la opinión pública es más fuerte y puede que haya senadores republicanos que no quieran confirmar a Coney Barrett tras una derrota de Trump.

La férrea oposición a Coney Barrett de los demócratas y sectores liberales responden a que llenaría la vacante que dejó la muerte de la otrora voz del ala liberal del Supremo, Ruth Bader Ginsburg, dándole una clara mayoría conservadora al alto foro judicial.

Ramos destacó que Coney Barrett representa una mayoría conservadora en el Supremo que podría durar 40 años.

El profesor también señaló que aunque desde 1969 la mayoría de los jueces del Supremo son nombrados por presidentes del partido republicano, con el paso del tiempo algunos de los magistrados asumen posturas más liberales.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Hazlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: