NOTICIAS

Universidades pueden compensar atletas más allá de la matrícula

Lo decisión el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

En una decisión unánime, el Tribunal Supremo de Estados Unidos (TSEU) determinó que las universidades pueden compensar a sus estudiantes atletas a través del pago de gastos educativos adicionales a la matrícula.

Esta en una decisión que pudiera tener ramificaciones para Puerto Rico, según el profesor de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, José M. Marxuach.

La decisión NCAA v. Alston escrita por el juez Neil Gorsuch plantea que la NCAA, el ente colegial del deporte en Estados Unidos, violó la ley federal antimonopolio, según indicó Marxuach a Microjuris.com.

Se trata del giro más reciente de un caso iniciado hace 7 años por estudiantes atletas de baloncesto y football, que comenzó como un «pleito de imagen», porque un grupo de estudiantes reclamó que no habían consentido a que usaran su imagen para videojuegos, controversia que eventualmente fue certificada como un pleito de clase, y resuelve que la NCAA viola la ley federal antimonopolio, agregó el también profesor de cursos de educación jurídica continúa sobre derecho y deporte.

«En ese caso, hacen una determinación (judicial en el caso original del baloncesto Edward O’bannon) de que las reglas de la NCAA de amateurismo violaban la sección 1 del Sherman Antritrust Act (antimonopolio)», recordó el profesor, quien dijo que se declaró ilegal limitarle a las universidades a pagarle el costo de estudios a sus atletas.

Entonces, un jugador de football de apellido Alston fue más allá, porque entendía que no debía limitarse su beneficio al pago de la beca, y pidió que se le compense por todos los gastos suyos en la universidad, que podría incluir el costo de la escuela graduada o subgraduada, hospedaje, tutoría, internado, equipo deportivo y de estudio, computadoras, viajes al exterior para estudiar, entre otros.

La decisión no llega a autorizar a que se pague salario a los estudiantes atletas, indicó Marxuach.

Según Marxuach, esta decisión es importante porque ahora las escuelas pueden ofrecerle a sus estudiantes atletas una compensación mayor a la que tenían, que anteriormente se limitaba a la beca, y esto traerá una competencia entre universidades para ver quién da más, lo que va a beneficiar a las universidades con grandes recursos.

Y esto será muy beneficioso para atletas, especialmente aquellos que son hábiles, pero no al extremo de llegar a las grandes ligas profesionales.

«El que va para la NBA no quiere ser médico, pero hay que saber que solo el 2% de los estudiantes que se gradúan, y van al draft llegan a la NBA», sostuvo.

Más implicaciones

El profesor también explicó que la decisión representa un golpe al concepto utópico del amateurismo, la noción de que el deporte universitario no genera ingresos, un concepto que viene decayendo hace décadas desde el deporte colegial.

Este en un caso del Supremo federal de 1983, abriendo las puertas a las transmisiones que se disfrutan hoy día desde ESPN, y posteriormente el olimpismo. «Es el concepto de que tú no vives de esto», indicó.

«Pienso que la NCAA tiene que cambiar dramáticamente. Vas a ver la diferencia de las escuelas poderosas que traerá a los grandes atletas. ¿Qué va a pasar con las otras? Esto es bueno y malo», afirmó.

«La NCAA, como la conocíamos ayer, ya dejó de existir. Porque la NCAA era esta entidad rígida, que te suspendía un año porque un coach te pagó un pasaje para ir a tu casa en Kentucky», sostuvo.

«Ese abuso se acabó».

Extensión a Puerto Rico

El profesor entiende que esta decisión tiene repercusiones para Puerto Rico porque hay dos escuelas que tienen relaciones con la NCAA, los recintos de Mayagüez y Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico.

Además, pudiese afectar a la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI), si estas imponen limitaciones de ingresos a sus atletas.

«Si la LAI está restringiendo el derecho, aunque no sea parte de la NCAA, le pueden aplicar el mismo principio en derecho», indicó el profesor.

Marxuach entiende que esta decisión no se extiende a permitir que los jugadores atletas de las universidades puedan jugar en ligas profesionales de Puerto Rico, porque recordó que la decisión de hoy del Supremo no incluye salarios.

«Hoy me llamaron mucho, papás, dueños de equipos, de las federaciones», mencionó.

«En las próximas semanas, meses, vamos a poder entender mejor esto de los gastos, a qué se va a traducir esto de la compensación relacionada a la educación», indicó.

Las repercusiones para Puerto Rico no son solo para el archipiélago, sino para boricuas que estudian en instituciones bajo la NCAA. Por ejemplo, solo en voleibol, dijo el profesor, hay cerca de 100 estudiantes puertorriqueños y puertorriqueñas, y hay muchos más deportes a nivel colegial.

¿Ya te suscribiste a Microjuris?

A %d blogueros les gusta esto: