NOTICIAS

4 decisiones (y disidencias) de Ruth Bader Ginsburg

Descarga algunas de las decisiones.

Tras un año desde su partida, repasamos algunas de las decisiones importantes del Tribunal Supremo de Estados Unidos (TSEU) en las que participó la Hon. Ruth Bader Ginsburg.

Bader Ginsburg, quien fue la segunda mujer en ocupar una silla en el Tribunal Supremo de Estados Unidos, se caracterizó, particularmente, por sus disidencias.

1. United Stated v. Virginia

En este caso, el Tribunal Supremo de Estados Unidos determinó en una decisión de 7 a 1, que la política de admisiones del Virginia Military Institute (VMI), donde solo admitían hombres, era inconstitucional.

Al no poder demostrar una «justificación extremadamente persuasiva» para la política de admisión de VMI basada en el género, Virginia violó la cláusula de protección igualitaria de la Decimocuarta Enmienda.

La jueza Bader Ginsburg escribió la opinión mayoritaria.

2. Bush v. Gore

Este caso resolvió una disputa tras el recuento en las elecciones presidenciales de Florida en el 2000 entre George W. Bush y Al Gore.

Bader Ginsburg escribió una opinión disidente, donde plantea que «la conclusión del Tribunal de que un recuento constitucionalmente adecuado es impracticable es una profecía que el propio juicio del Tribunal no permite poner a prueba. Tal profecía no probada no debería decidir la Presidencia de los Estados Unidos».

Terminó con su llamativo «Disiento».

3. Whole Womans Health v Hellerstedt

En este caso, el Tribunal Supremo de Estados Unidos dictaminó que dos restricciones al aborto en Texas eran inconstitucionales porque cerrarían la mayoría de las clínicas del estado y causarían una «carga excesiva» para acceder a un aborto seguro y legal.

Bader Ginsburg presentó una opinión concurrente donde plantea que «las leyes que limitan selectivamente a proveedores de abortos, como la H.B. 2, hacen poco o nada por la salud; sino que ponen impedimentos al aborto y no pueden sobrevivir a la revisión judicial».

4. Ledbetter v. Goodyear Tire Rubber

El Tribunal Supremo determinó que, cuando la compañía Goodyear Tire Rubber le negó un aumento salarial Lilly M. Ledbetter por ser mujer, no se creó un nuevo periodo prescriptivo de 180 días para denunciar discrimen, al amparo de la Ley de Derechos Civiles de 1964.

De acuerdo con el Supremo, la continuación del discrimen por sí sola no podía dar vida a una discriminación anterior no denunciada.

Bader Ginsburg presentó una opinión disidente donde explicó —siendo la única mujer en la corte en aquel momento— que a menudo las personas no se dan cuenta que enfrentan discrimen salarial por sexo porque los salarios no se divulgan y suelen ser algo privado.

Por el contrario, el entendimiento surge cuando se niegan oportunidades como pueden ser los aumentos salariales.

«La aprobación de estas consecuencias por parte del Tribunal es totalmente contraria a la sólida protección contra la discriminación en el lugar de trabajo que el Congreso pretendía garantizar con el Título VII».

¿Ya te suscribiste a Microjuris?
A %d blogueros les gusta esto: