NOTICIAS

¿Una computadora puede ser la inventora de una patente?

Conoce el caso de Thaler v. Hirshfeld.

Por el licenciado Jean G. Vidal-Font (Ferraiuoli LLC)

Históricamente, la Ley de Patentes, ya sea en Estados Unidos o en el resto del mundo, se limita a que el inventor o inventora de un invento tiene que ser una persona de carne y hueso.

Aunque el dueño puede ser una corporación, la persona que se le acredita el invento no. La pregunta con que nos estamos empezando a topar es si eso siempre debe ser así o si debemos permitir que algoritmos avanzados, capaces de crear un invento sin intervención humana puedan ser reconocidos como inventores.

El doctor Steven Thaler, un investigador y creador de programas de inteligencia artificial, recientemente trató de solicitar los derechos de una patente para dos inventos creados por uno de sus programas de inteligencia artificial, DABUS, bajo el nombre del mismo. El programa fue creado para ser una «máquina de creatividad» y, como tal, se inventó una baliza de luz novel y un envase de bebida. El doctor Thaler buscó patentizar las invenciones, aclarando que el inventor de las mismas era el programa de inteligencia artificial DABUS y no él.

Cuando la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos no permitió que se registrara la patente bajo el nombre de una máquina, el doctor Thaler presentó un recurso de revisión judicial ante la Corte de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito del Este de Virginia Tribunal.

La Hon. Leonie M. Brinkema presidió sobre el caso del doctor Thaler y encontró que la Ley de Patentes prohíbe que una persona que no sea un ser humano pueda ser el inventor de una patente. La corte determinó que para efectos de la Ley de Patentes, el inventor no es DABUS, sino el propio doctor Thaler.

La jueza fundamentó su decisión a base del lenguaje de la ley, que estipula que el inventor de una patente es un «individuo». La jueza entendió que la palabra «individuo» hacía referencia a las personas naturales. Es decir, los seres humanos, y que por tanto no permitía la creación de una patente de una invención, cuyo inventor es una máquina.

Sin embargo, al concluir su decisión, la jueza admitió que es posible que en algún futuro se creen máquinas de inteligencia artificial lo suficientemente sofisticadas como para poder ser consideradas inventoras para propósitos de patentes.

La Ley de Patentes aún no permite tal interpretación, pero con la evolución de la tecnología, seguramente vendrá una evolución en las leyes federales que toquen esta área de la tecnología.

No obstante, hasta que el Congreso no cree nuevas normas legislativas sobre el campo, parece que no se podrán patentar invenciones, estipulando que las mismas fueron inventadas por máquinas de inteligencia artificial.

¿Ya te suscribiste a Microjuris?

A %d blogueros les gusta esto: