NOTICIAS

El caso de Raphy Pina y el derecho constitucional a tener armas de fuego

Entrevistamos a Carlos Ramos, profesor de derecho constitucional de la Inter Derecho, sobre un posible argumento apelativo.

Por Daniel Rivera Vargas

El productor Rafael “Raphy” Pina, declarado culpable a nivel federal por cargos relacionados a la posesión de armas de fuego, pudiera intentar levantar en apelación un argumento constitucional a su favor basado en que a nivel federal la tenencia de armas de fuego es un derecho fundamental, pero sería cuesta arriba que ese planteamiento prospere.

El profesor de derecho constitucional de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Carlos Ramos, explicó que a nivel federal hay varias decisiones que reconocen la tenencia de armas como un derecho constitucionalmente protegido, pero esto no necesariamente aplica a los hechos del caso de Pina, porque lo que se reconoció en el caso McDonald v. Chicago (2010), ampliando lo resuelto en Columbia v. Heller, es que una persona puede tener un arma en su residencia para su defensa y esto es un derecho fundamental que tiene que ser reconocido por los estados.

Pero, recordó Ramos, “ningún derecho es absoluto y ese tampoco”.

octavitas 2022 oferta extendida

“(McDonald) fue una decisión dividida, 5 a 4, y se reconoce como algo individual pero es individual en tu casa para la defensa propia. Ese es el derecho que existe, no es un derecho fundamental a tener armas fuera de tu casa, y no hay un derecho a poseer un arma en tu casa como las que se imputa tener a este productor en la casa”, dijo Ramos.

El productor tenía más de un arma y numerosas municiones en una residencia que era de su propiedad, según un comunicado de prensa de la fiscalía federal emitido la semana pasada. Pina fue hallado culpable de tener una pistola Glock modificada; otra Smith & Wesson, y 526 municiones de diversos calibres, incluyendo de otras armas como de .357, de rifles 7.62 y 7.92, entre otros, en una casa de su propiedad. Pina será sentenciado el primero de abril.

El caso federal previo de Pina era de 2012 por un fraude financiero, y la condena por la que se declaró culpable, según ha trascendido, fue de dos años en probatoria, y entre las condiciones estaba que no podría tener jamás un arma de fuego.

Cuando se le preguntó al profesor Ramos la validez de mantener permanente una restricción, esto porque ya habían pasado varios años desde que fue cumplida la probatoria, el constitucionalista dijo que es un tema que genera debate, el si se pueden mantener restricciones a un exconvicto por muchos años más allá del tiempo por el que se le impuso su condena o probatoria, pero que hay casos en los que hasta el momento se ha reconocido, como la imposición para que un pederasta esté de por vida en un registro de ofensores sexuales.

Agregó que es posible que en el futuro cercano se le concedan más derechos a las y los poseedores de armas, esto ante la actual composición del Tribunal Supremo de Estados Unidos, que ya tiene ante su consideración al menos dos casos en este término relacionados a armas.

¿Te interesó esta noticia? Considera una suscripción a Microjuris.
A %d blogueros les gusta esto: